The Túzaro

Una nota breve sobre Wikileaks y el Cablegate

Posted in Columnas by thetuzaro on 4 diciembre 2010

Wikileaks era una asociación que molaba, y que de vez en cuando publicaba algún documento, que de otra manera no habría visto la luz, que ponía a la vista del público determinadas actuaciones de determinados organismos, en particular el gobierno de los Estados Undos.  Supongo que todo el mundo recuerda el famoso vídeo en el que se masacraba a unos civiles en Irak desde un helicóptero del ejército estadounidense.

En las últimas semanas, Wikileaks ha revelado una enorme cantidad de información que consiste esencialmente en cables enviados desde las diferentes embajadas estadounidenses repartidas por el mundo. Gracias a esta filtración se ha sabido de todo: el gobierno de EE. UU. espiaba a sus aliados (amén de a sus enemigos),  presionó a la Justicia española en el Caso Couso (y ésta, aparentemente, se dejó presionar), tenía opiniones sobre dirigentes europeos que suelen coincidir con la opinión pública… y así ad infinitum: la información es tanta que aún no he podido ponerme más o menos al día.

Toda esta información ha sido puesta al alcance de sólo un grupo de selectos medios de comunicación en todo el mundo. En particular, en España, el medio es el diario El País.

Como suele ser habitual en estos casos, las reacciones se agolparon y las hubo para todos los gustos. Todo lo que uno esperaría del guión de una película de espías, lo puede ver en la vida real ahora. Para empezar, uno esperaría que Julian Assange, director de Wikileaks, fuera a tener problemas y que al final acabara asesinado secretamente y su cuerpo hecho desaparecer. Bueno, su cabeza ya ha sido pedida, en términos que deberían ser delito, por parte de altos funionarios de determinados gobiernos. También habrá por ahí quien piense que es Internet, directamente, la que tiene que desaparecer. El gobierno español hace como que no va con él (a pesar de que, claramente, va con él).

Encima, al parecer, Julian Assange ha permitido que todo el mundo se descargue un documento (encriptado por el momento) con la intención de que se descifre si el algún momento le pasara algo a alguien de la organización. Seguro de vida, lo llama. A mí me gustaría saber qué pone en tales documentos, pero no por eso espero que le pase nada a nadie, ojo.

Por otro lado, y como en las mejores películas de espías, ¿no serán los de Wikileaks los malos en realidad? Internet es el lugar perfecto para alimentar conspiranoias (como las del 11-M, 11-S, o el movimiento antivacunas) y este es el caso perfecto.  El otro día Issac Rosa escribía en el diario Público que  las filtraciones en realidad dejan en peor lugar a los enemigos de EE. UU. que a estos mismos. Al final de su artículo, supongo que medio en serio, medio en broma, se preguntaba “[no] sé si lo mejor está por llegar, si los cables no dan para más, si se debe al filtro de los periódicos que tienen la exclusiva, o si tienen razón las teorías conspiranoides que ya circulan por la Red. Lo cierto es que, hasta ahora, casi quien menos motvos tiene para odiar a Assange es… Estados Unidos.”

Yo ya he visto una buena cantidad de comentarios, tanto en Facebook cono en los periódicos en los que se asume (con ese clásico tono de “esto lo sabe todo el mundo”) que Wikileaks es un fraude o bien que es “la marca blanca de la CIA” (ver comentario #1 de esta noticia). Supongo que el razonamiento debe de ser el siguiente: “Wikileaks revela una serie de documentos. En estos documentos el gobierno de EE. UU. sale como el malo, pero no tan malo como lo consideramos nosotros. Los enemigos de EE. UU. no salen tan bien parados como los consideramos nosotros. Luego, Wikileaks es de la CIA”.

Y por último, la orden de detención por parte de Interpol contra Julian Assange, acusado de unos delitos sexuales que él niega.  Espero que esto no tenga el efecto que me temo que puede tener, que es que la gente piense: “¡pero cómo vas a hacer caso de lo que dice un violador!”.  Porque lo que dicen las filtraciones de Wikileaks es lo que dicen, y se tienen que valorar independientemente de que las haya revelado un hombre acusado de acoso sexual, Agamenón o su porquero.

En conclusión, sólo espero que en los próximos días tenga suficiente tiempo como para ponerme al día con la enorme cantidad de información que ya hay disponible sobre el tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: