The Túzaro

Entrevista a Jorge Gómez

Posted in Entrevistas by thetuzaro on 17 octubre 2011

Hola a todos. Seguimos con el rollete de las entrevistas a colegas con blog. Hoy le toca el turno a un amigo de los de toda la vida: Jorge, autor del blog Al otro lado de la frontera azul.

¿Qué te llevó a empezar un blog? ¿Cuanto hace de eso? ¿Por qué decidiste utilizar blogspot?

Comencé el blog creo que en 2007.  En un principio, escribía cuentos o reflexiones bastante banales que se me pasaban por la cabeza.  Mi blog estaba en Libro de Arena, en la Casa del Libro, pero como fallaba más que una escopeta de feria, me metí directamente en blogspot sin pensar muy bien en otras plataformas.

Para aquellos que no lo sepan, ¿por qué tu blog se llama como se llama?

La Frontera Azul era una serie japonesa de los años 70 basada en una novela china.  Los proscritos de la serie vivían en Liang Shang Po, al otro lado del río.  Aquella era la frontera azul del título de la serie, que fue muy popular.  Tanto, que mi barrio, que es un barrio de viviendas sociales en el que el choriceo, la heroína, las broncas y los Chichos eran muy habituales, recibió el jocoso nombre de Liang Shang Po, el lugar donde viven los proscritos.  Yo vivo al otro lado de la frontera azul.

Jorge Gómez, autor del blog Al otro lado de la frontera azul.

Los que seguimos tu blog de cerca hemos visto una evolución que podría abarcar tres fases.  Primero hacías artículos de opinión sobre lo mal que está tu barrio.  Después te pasaste a la ficción, escribiendo relatos cortos y escabrosos.  Por último estás embarcado en una lucha contra lo paranormal o lo conspiranoico.  ¿Puedes comentar algo sobre dicha evolución? ¿Por qué esos cambios de intereses?

Bien, cuando abrí el blog, ni tan siquiera tenía idea de qué era lo que quería contar, así que recurrí a retratar  un poco lo que veía en mi barrio.  Siempre he escrito relatos, así que un día pensé que igual le gustaban a alguien, como así fue.  Seguí con los cuentos durante un tiempo, y de hecho escribo cuentos habitualmente, y espero hacer algo con ellos en un futuro cercano.

Con respecto a lo paranormal y conspiranoico, creo que una sociedad sana no puede permitirse que un número elevado de personas sientan admiración por Iker Jiménez, por ejemplo. No digo que Iker Jiménez no tenga derecho a tener un programa o veinte en televisión, pero este tipo de personajes intoxican el intelecto de los individuos, y eso afecta a toda la sociedad.  Cuando una persona deja abierta la puerta para una superchería, por lo general, como dice Michael Shermer, van entrando en tu mente muchas otras, por no decir todas.  Esas cosas iban anidando en mi cabeza hace mucho tiempo, concretamente desde una discusión en un bar sobre la famosa estafa del Bio-bac. Luego vino el 11-S, y tuve discusiones muy parecidas.  Comencé a meterme en páginas escépticas y compré libros de divulgación, de ciencia, y “El Mundo y sus demonios”, de Carl Sagan, libro que me hizo ver las cosas como nunca antes las había visto.

En esta última fase de tu blog tuviste algunos problemas con lectores que te dejaban notas insultantes o amenazantes.  ¿Nos puedes contar un poco más sobre todo esto?

Cuando publiqué los primeros artículos sobre conspiracionismo, se me metieron algunos freaks a comentar.  Como nunca antes había recibido esas cosas en el blog, pues me estaba empezando a meter en el barro con esos asuntos, no supe como reaccionar.  Borré unos cuantos, los más insultantes, recuerdo uno en especial en el que el tipo me preguntaba sobre quién me pagaba por escribir esas cosas, aderezado por insultos, claro.  Otros me decían que no tengo ni puta idea, que no sé quienes son los Iluminati, etcétera.  Otros me decían que soy gilipollas, y una nazi me mandó un correo electrónico llamándome gordo.  Y la más desconcertante de todas, es una mujer con la que intercambié unos correos electrónicos no muy conciliadores.  Fue cuando moderé los comentarios – ahora están sin moderar otra vez – porque esta mujer estaba como una regadera.  Creí que aquello iba a terminar en un acoso en toda regla, pero a los dos días de mandarme correos, vio que pasaba de ella y dejó de hacerlo.  Ahora me doy cuenta de lo tonto que fui. ¿Qué pueden hacerte una pandilla de paranoicos con ADSL?

¿Por qué tanta pelea contra los conspiranoicos? ¿No es más razonable la actitud “estos están locos, pero que crean en sus chorradas, que yo soy gallineja y a las doce dicen misa”?

El conspiracionismo es la estupidez irracional que más asuntos engloba.  Detrás de los OVNIS está la NASA o la CIA, las enfermedades las crean las farmacéuticas, el 11-S fue un asunto interno, el 11-M fue un asunto interno, las farmacéuticas venden veneno, los aviones nos fumigan, alguien mueve los hilos, hay un gobierno mundial, la acupuntura funciona pero los farmacéuticos conspiran contra ella y el reiki… el conspiracionismo es una de las formas más peligrosas de desinformación.  Si preguntas a tu alrededor, probablemente más gente de la que imaginas piensa que el 11-S fue un asunto interno.  Puede que los rollos reptilianos de David Icke o las pasadas de Zeitgeist no queden en la memoria de la gente, pero el concepto de autoatentado sí, y lo dan por hecho, pues lo han escuchado hasta la saciedad, y es la teoría que más difusión tiene en cuanto al 11-S.

Los conspiracionistas lograron que en Sudáfrica el número de infectados por VIH se incrementara considerablemente, escribí sobre ello en el blog.  Los conspiracionistas están haciendo volver enfermedades que prácticamente habían sido erradicadas, gracias al conspiracionismo antivacunas, y eso es muy peligroso.  La estupidez contra el wifi ha logrado que el conspiracionismo se cuele en el programa electoral de EQUO, por ejemplo, partido que afortunadamente nunca gobernará este país.  En la izquierda, la superchería y el conspiracionismo están suplantando en parte a la razón y el desprecio por los valores de la Ilustración es habitual, algo que ha demostrado con creces Alan Sokal en Imposturas intelectuales y más aún, al parecer, en Más allá de las imposturas intelectuales, libro en el que critica ese aspecto concreto de la izquierda, siendo como es un hombre de izquierdas.

El conspiracionismo desvía la atención de los problemas de verdad, creando problemas inexistentes, o peor aún, identifican el problema, pero se inventan una causa alternativa.  Si todo el mundo cae en las redes del conspiracionismo, los problemas no se solucionarán.  Me preocupa especialmente el hecho indiscutible de que gran parte de la izquierda alternativa – no me gusta nada este término – es conspiracionista en mayor o menor grado.  Además, los gurús conspiracionistas como Alex Jones, David Icke, Soraya Lacaba, Rafapal y compañía, viven del cuento, de sus cuentos, han mortado un mercado alternativo muy lucrativo con el que engañar a la gente y no dar palo al agua.  El conspiracioinismo es una estafa más, pero tiene el peligro de que suele calar más profundamente en las personas.

¿Investigas mucho a la hora de escribir algo, por llamarlo de alguna manera, anticonspiranoico?

Depende.  El post de Daniel Estulin lo escribí en apenas quince minutos.  Mucho menos de lo que le llevó al periodista del diario Público entrevistar al personaje y mentir sobre su pertenencia pasada al KGB.  El de los extraterrestres de Wikileaks tardé más o menos lo mismo, lo escribí en un plis, fui a la fuente que citó el misteriólogo al que refuto, y me quedé flipando cuando leí la entrevista a Julian Assange.

Para otros artículos, sí, puedo pasarme horas, o dejarlo inconcluso y seguir en días posteriores.  En general, no es complicado desenmascarar a los gurús del conspiracionismo.  Los artículos sobre los personajes que pululan en Zeitgeist me llevaron tiempo, más que nada porque pasé meses leyendo sobre el tema, y luego lo plasmé con mayor o menor fortuna en artículos.

He leído en tu blog críticas a tarumbas de la red como Rafapal, al que no creo que la gente tome en serio, pero también a gente como Miguel Jara, que es considerado por muchos un adalid del periodismo investigador e implicado con la sociedad. ¿Es Miguel Jara un tarumba camuflado? ¿Es, de hecho, un adalid de los derechos civiles al que atacáis porque le tenéis ojeriza ( o porque estáis equivocados, o a sueldo de Bayer…)?

Rafapal es un tarumba, pero le va muy bien siendo tarumba, vive de eso.  Su presencia habitual en la acampada de Sol y su posterior presencia junto a un miembro de DRY en la presentación de un libro sobre el 15M le dota de una presunta seriedad que desde luego no merece.  Rafapal es la versión caricaturesca – si cabe – de Alex Jones, y es quien popularizó en España a los reptilianos de David Icke y toda la peste Zeitgeist.

Miguel Jara no es un tarumba.  Es un mentiroso, eso por un lado, como quedó demostrado no hace mucho al mentir diciendo en su currículo que es corresponsal de British Medical Journal.  Es un conspiranoico de la salud, y a diferencia de este humilde bloguero, a Miguel Jara sí le pagan empresas que venden homeopatía, aparatos para detectar ondas wifi, aparatos para evitar las ondas wifi que no funcionan y un sinfín de estupideces que publicita en su página.  Es de los conspiranoicos peligrosos, que le dice a la gente que no vacune a sus niños, y que se gaste mucha pasta en sus aparatitos para freaks.  Su web tiene tanta publicidad como Películas Yonquis.  Colabora en la revista Dsalud, la biblia del conspiracionismo antifarmacéuticas en español, que entre otras lindezas niega que exista el SIDA.

Como dije más arriba, el conspiracionimo prende muy bien entre la izquierda alternativa, y Miguel Jara es colaborador habitual del periódico de presunta izquierda Diagonal.  También publica muchos libros, alguno de ellos en la editorial de el grupo que edita El Mundo.  Es un mercachifle peligroso e irresponsable, que, además, escribe muy mal, y que apoya todo tipo de terapias que no funcionan, incluso las que llevaron a la muerte a Steve Jobs, por ejemplo.

En relación con la pregunta anterior, ¿cómo se sabe quién dice cosas raras porque se las cree y quién las dice simplemente porque quiere ganar pasta o fama?

Por lo general, es sencillo seguir la pista de esta gente en cuanto a la pasta.  Rafapal, David Icke y compañía cobran por conferencia.  David Icke cobraba 60 euros por persona en su última conferencia en Cataluña.  Hay más ejemplos de cobradores del misterio, pero lo que no me queda claro es quién realmente está como una cabra.  Tal vez, Soraya Lacaba sea la que más me parece que da el perfil de creyente real.

También he visto en tu blog la desilusión que te causa lo que se conoce como movimiento 15M y todo lo que le rodea, en particular sus coqueteos con el esoterismo y lo holístico/new age durante la acampada de Sol del mes de mayo pasado.  Sobre esto varias preguntas.  Lo primero es tu opinión sobre lo que se conoce como movimiento 15M. ¿Qué es lo que te gusta? ¿Qué es lo que no te gusta?

Lo que me gusta es que la gente, al fin, ha salido a la calle, y ha señalado el problema o los problemas.  Aunque no quieran decir nada o nada bueno al respecto, los políticos ahora saben que existe un descontento más o menos amplio y profundo en la sociedad.  Antes probablemente ya lo sabían, pero ahora tienen pruebas.

Lo que no me gusta es más complejo. En primer lugar, no me gusta su funcionamiento interno.  Aunque se jacta el movimiento de aglutinar mucha gente de diversas tendencias o ideas, lo cierto es que en las asambleas se deciden cosas que sólo deciden los asistentes a las asambleas cuando son capaces de decidir algo.  Cuando se propone una idea, y no logra aceptación, se les dice a los que proponen que modifiquen la propuesta, y así hasta que se logra aprobar.  Esto convierte a las asambleas en una masturbación ideológica interminable.

No me gusta eso de que cualquier idea sea válida.  En los días previos al 15O, publicaron en una de sus páginas las “ideas” para la manifestación.  Allí queda patente que todo se aprueba, sí o sí.  Desde abrazos y besos de colores, hasta cánticos frasesbonitas. 

No todas las ideas tienen el mismo valor.  Eso es una estupidez propia de relativistas culturales, y es algo que encuentro muy dañino no sólo en el movimiento, también en toda la sociedad.

Suelen hablar sobre sí mismos como “el pueblo” a veces.  Un movimiento que ha tomado como himno “que no nos representan”, y que como movimiento, sólo se representa a sí mismo, o ni eso, pues tan sólo se representan a sí mismos como individuos, no puede decir eso, sencillamente, más que nada porque ellos no son “el pueblo”, y nadie ha elegido de ninguna manera al 15M.  Nos gustará más o menos – a mí no me gusta nada – pero el Partido Popular es más representativo, o al menos ha sido elegido por muchos para que les representen.  Esto lo digo porque el movimiento no piensa meterse en la política activa – pulular por las plazas haciendo asambleas anodinas no es hacer política activa – ni pide el voto ni deja de pedir, ni está dentro ni está fuera, ni come, ni comer deja.  ¿Qué piensan hacer con esas ideas? ¿Las van a llevar a algún sitio? ¿Han llegado a algún pacto en Bruselas? Creo que hay un distanciamiento enorme entre los que organizan y acuden a las asambleas, y la masa de manifestantes que vi el 15O que en su mayoría no acuden a ellas.

¿Estaba la acampada de Sol invadida de gurús esotéricos o era sólo una minoría? ¿Cómo de representativo era lo new age en Sol?

La respuesta a la primera pregunta es sí.  Acupuntura, reiki, masaje metamórfico (sea lo que sea eso), flores de bach, etcétera, estaban por doquier.  Luego estaba la secta Maitreya, a la que antes del 15M dediqué un artículo en mi blog.  Es una secta orientalista new age que organizaba bailes tribales y cosas por el estilo.  Los grabé en video, y lo colgué en el Facebook de DRY.  No hubo respuesta. Maitreya está muy metida en eso que se aprobó en asamblea y que llaman “Comisión de espiritualidad”.  También el conspiracionismo de tercera fila en forma de chemtrails, autoatentados etcétera tenía una amplia distribución, amén de la visita habitual de Rafael Palacios, Rafapal.

No toda la acampada era un rollo new age, que quede claro.  Pero buena parte de ella, sí.  Mucha gente me dice que no eran representativos y todo eso, pero eso no es lo que yo vi y grabé con mi móvil.

¿Es justo juzgar al movimiento 15M, que es algo de toda España, por lo que haga la gente de Madrid, en particular su facción espiritual?

El esoterismo, según mis informaciones, no sólo se redujo a Sol.  Acupuntores y demás ralea estaban también en Barcelona y en el País Vasco, por ejemplo.  No, no es justo juzgar a todo el movimiento por eso, yo no lo hago, simplemente critico ese hecho, que me parece muy negativo.  Lo que no podemos hacer es caer en la tentación en la que cae el diario Público o El País, en especial el primero, de no dejar ni una sóla nota critica con el movimiento, y sacarles en portada cada vez que un miembro de DRY se rasca un sobaco.

Muchos no lo sabrán, pero eres un activo miembro de la Asociación de Ateos Españoles.  Cuéntanos qué actividades hacéis y cuál es tu papel en la asociación.

Soy administrador del grupo en facebook.  Participamos activamente en la famosa primera procesión atea de Madrid, aquella que fue prohibida y denunciada y tergiversada. Carolina, la presidenta, hizo unos carteles muy chulos.  Tenemos una web en ciernes – no sé cuando se pondrá en marcha, la verdad – y cualquier acto que se celebre en Madrid a favor del laicismo o contra la financiación de la Iglesia por parte del Estado, cuenta con nuestra presencia habitual.  También solemos reunirnos de vez en cuando para adorar a nuestro dios Satanás,  pero aún no hemos pasado a hacer lo que todos los ateos como está mandado hacen: merendar niños cristianos.

Sobre el ateísmo militante se me ocurre plantearte una analogía.  Pertenecer a una determinada confesión religiosa sería como ser hincha de un equipo de fútbol, mientras que un ateo sería alguien a quien no le gusta el fútbol.  Lo que te quiero preguntar es por qué tanta militancia atea ¿No es el ateo alguien ajeno al mundo religioso y que, por tanto, ni pincha ni corta en él? Y no estoy hablando sólo de la cuestión económica y de que las confesiones religiosas tengan determinados privilegios, sino de tratar de convencer al creyente de que está equivocado y sus creencias son erróneas. ¿No sería, volviendo con la analogía, como si alguien a quien no le gusta el fútbol tratara de convencer a los hinchas del Aleti de que el fútbol es un rollo?

Al margen de los privilegios de las iglesias y de su financiación, existen razones para ver la religión como algo dañino.  El pensamiento religioso no acepta refutaciones de ningún tipo. Cuando alguien tiene una fe inquebrantable, no puede evitar pensar que todos sus actos son correctos.  Ahí es cuando entra la yihad y todos los fundamentalismos.  Las normas religiosas son las que propician el abuso de menores por parte de sacerdotes, el celibato, por ejemplo.  Lo que quiero decir es que, al igual que el conspiracionismo, o la medicina alternativa, son peligrosos. Los médicos alternativos te dicen que las farmacéuticas te están engañando, que tomes homeopatía, o que te hagan reiki.  La religión proporciona un placebo a las personas, no una solución.  Y para qué nos vamos a engañar, la religión está siempre en abierta confrontación con la razón, sostiene valores preilustrados e intenta influir en política.  Sólo hay dos países en el mundo que lograron su independencia por motivos religiosos.  Uno es Pakistán, el otro es Israel.  Creo que con eso lo digo todo.  Un mundo sin religión sería un mundo con menos conflictos. No creo que lleguemos a verlo, pero es lo que pienso.  Como ateo, quiero poner las pruebas que demuestran lo equívoco del pensamiento religioso, no adoctrinar.  Que el creyente pueda tener acceso a ellas, acceso a algo que en su comunidad no va a tener fácil.

Yo que te conozco desde hace muchos años, recuerdo que tenías a las universidades y a los universitarios entre ceja y ceja.  Ahora, en esta época en que tanto valor le das a la ciencia en tus escritos, ¿ha cambiado tu opinión sobre la universidad?

Evidentemente sí, claro.  He sido víctima del pensamiento de los mártires de la FP, que hoy en día suelen acampar en Sol.

Mi opinión es que el mundo sería una mierda sin universidades.  La ciencia es la herramienta más importante que tiene el ser humano a su alcance para acercarse a la realidad, y darle la espalda, como se hace en este país, nos terminará afectando negativamente a todos, científicos, no científicos, universitarios, no universitarios, mamporreros y albañiles de los que enseñan la raja del culo.  Sin ciencia, no progresamos.  Y lo que es peor, tampoco sabremos. Sin universidades, no tendríamos un conocimiento como el que tenemos hoy.

Buena parte de las personas que más admiro, son científicos.  La mayoría de mis amigos son universitarios.

Yo me acuerdo de que en los fanzines, en tiempos, siempre dejaban una pregunta final para que el entrevistado dijera lo que le viniera en gana.  Pues bien, ésta es tu oportunidad.

Jovenes del 15M, tengo algo muy importante que deciros:  sacadles tarjeta roja a los porros.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. kron76@yahoo.es said, on 18 octubre 2011 at 2:22

    Iker intoxica el intelecto?

    Has visto el último programa sobre neutrinos con una Física Cuántica del CERN. Has visto al premio Príncipe de Asturias J.I. Cirac hablando con Iker de las posibilidades reales de Viaje en el Tiempo.
    Has visto EL SALTO INFINITO con los mejores prehistoriadores del mundo y con cámaras que entran en cavernas pintadas que llevaban décadas cerradas?
    Has visto hace dos al director de Neurociencia Cognitiva de la complutense hablando sobre la alucinación y el cerebro?

    Me encanta intoxicarme así. Criticar de oídas algo que no se ve, es lo más anticientífico del mundo.

    Me gusta

    • Jorge Gómez said, on 19 octubre 2011 at 1:54

      Lo que no hay que hacer es refutar al que critica sin saber. Tú no sabes si yo he visto el programa de Iker Jiménez. Pues para que veas que sólo critico lo que veo, y sólo hablo de lo que sé, o hasta donde yo sé, te diré que sí, vi el programa de Iker Jiménez sobre los neutrinos.

      También tuve la desgracia de escuchar Milenio3 el día que habló de los neutrinos con la misma doctora en física. Lo que yo me pregunto es si ella es consciente de su irresponsabilidad al dotar de prestigio con su presencia a un programa cuyo presentador, por muchas veces que intentaran cortarle las alas los allí presentes, repitió , en radio y en televisión una y otra vez que el descubrimiento aún por confirmar de los neutrinos más rápidos que la luz, no tardaría en hacernos viajar en el tiempo, y que los OVNI podrían estar siendo tripulados por seres inteligentes que hace tiempo habían descubierto esa propiedad de los neutrinos.

      Yo no soy físico – el autor del blog sí lo es, te podría aclarar lo de los neutrinos mejor que yo – pero lo que sí te puedo decir es que el que, aparentemente, un neutrino pueda ir más rápido que la luz, no quiere decir que tú, yo, Iker Jiménez o su santa esposa vayamos a viajar atrás en el tiempo. Más te valdría comprarte un libro de Steven Weinberg y así acceder a un poco de divulgación científica de calidad, y no de ciencia ficción.

      El salto infinito no lo he visto, así que lo de los mejores prehistoriadores del mundo – imagino que es el bombo y platillo habitual que se da a sí mismo Iker Jiménez. De cualquier manera, como es habitual en Iker – como por ejemplo hizo cuando intentó engañar a Javier Armentia para engatusar al planetario de Pamplona para la famosa alerta ovni – probablemente grabó a esos presuntos prehistoriadores prestigiosísimos sin informarles de que iban a salir en un programa en el que se da el mismo valor a las psicofonías que a la mecánica cuántica.

      Y sí, ya veo que te encanta intoxicarte así. Intoxicarte como con las fotos que falsificó Iker Jiménez en su libro sobre las caras de Bélmez, o intoxicarte con las fotos falsas de las niñas fantasma del pueblo de Ávila, chanchullo con el que hizo el ridículo más espantoso.

      Si te fijas, no te enteraste muy bien de quién era Manuel Martín Loeches, profesor universitario y responsable del Área de Neurociencia Cognitiva del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humano. Si viste el programa, igual que yo lo vi, te darías cuenta de que, al final, Martín Loeches dice que todas las fantasmadas que le proponían los misteriólogos allí presentes son fruto de la ignorancia. Iker da la misma importancia o valor a la opinión de Martín Loeches, que a la colaboradora del padre Pilón, y al misteriólogo de decimonónica barba y dificultades de oratoria que acompañaba a la mujer.

      Lo dicho, sí veo – no siempre, tengo cosas mejores que hacer, como leer información sin adulterar – y escucho los programas de Iker. Es para mantenerme alerta de refutaciones tan flojas como la tuya, entre otras cosas.

      Atentamente,

      Jorge Gómez, autor del blog Al otro lado de la frontera azul.

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: