The Túzaro

Las constelaciones en tres… ¡y hasta cuatro dimensiones!

Posted in Divulgación, General by thetuzaro on 21 octubre 2012

El horóscopo: ese pasatiempo folclórico que pretende saber de las personas, de su futuro, su pasado y su personalidad, en función de las posiciones relativas de las constelaciones y los planetas en el cielo nocturno y en función de fechas clave en la vida de dichas personas, como su nacimiento. Los diferentes horóscopos se inventaron en tiempos antiguos en los que la gente miraba mucho al cielo (no tenían muchas otras distracciones) y en los que los astros eran los mejores relojes y calendarios. Tiempos en lo que el horóscopo era la punta de lanza del conocimiento, no como ahora.

Es difícil de entender, pero aún hoy en día, con el conocimiento humano estando en el nivel que está, hay mucha gente en el mundo que sigue creyendo a pies juntillas en el horóscopo. La gente se sabe los nombres de los signos del zodíaco y las fechas de nacimiento que corresponden a esos signos. También cómo se supone que son los nacidos bajo un signo y cómo se relacionan con los demás. Posíblemente sepan que los signos del zodiaco se corresponden con constelaciones en el cielo, aunque es posible que parte de esta gente no se haya parado a pensar qué es una constelación exactamente, y quizá por eso sigue creyendo en el horóscopo. Voy a intentar que veáis las constelaciones desde otro punto de vista que ayudará a entender el sinsentido de los horóscopos. Voy a intentar que veáis las constelaciones en tres dimensiones… y hasta cuatro.

A estas alturas de la película, los humanos no miramos mucho al cielo, pero si lo hiciéramos regularmente (y desde un sitio desde el que se vieran las estrellas), nos daríamos cuenta de varios detalles. El primero es que cada noche, las estrellas forman unos patrones fijos que se mueven en el cielo siempre en la misma dirección, y siempre en bloque, como si fueran bombillitas colocadas en una gran cúpula negra y giratoria. El siguiente detalle, que ya requiere un poco más de observación, es que hay un grupete de estrellas que no sigue el ritmo de las demás; estrellas que avanzan a veces más rápido y a veces más despacio que sus compañeras, ¡y que incluso a veces van hacia atrás! Estas estrellas errantes son los planetas. El horóscopo se basa en ver dónde están estos planetas con respecto a lo que a veces se llama “estrellas fijas”, que son todas las demás. Es fácil indentificar en el cielo grupos de estrellas que se ven con brillo similar y que parecen formar figuras en el cielo: las constelaciones. Utilizando las constelaciones es más fácil hablar de posiciones en el cielo y se simplifica el horóscopo: en lugar de hablar de la posición de los planetas con respecto a todas las estrellas, sólo se habla de las posición de los planetas con respecto a doce de estos dibujos en el cielo: las constelaciones del zodiaco.

Las constelaciones son un concepto muy práctico: es más fácil decir “mira a tal constelación” que decir “mira hacia tantos grados de altura y tantos otros de acimut” y de hecho se utilizan en la astronomía moderna para hablar de una manera sencilla de posiciones en el cielo. Pero, ¿son las constelaciones algo más que dibujos aparentes en el firmamento? ¿Forman realmente un todo, una unidad? ¿Tienen las estrellas de, por ejemplo, Acuario, algo que las haga diferentes de las demás estrellas, que las haga acuarinas? ¿Cómo es una constelación si la miramos desde otro punto de vista, desde otro ángulo? Como he dicho antes, las estrellas parecen estar todas a la misma distancia, formando dibujos en la esfera negra del cielo. Si dibujamos unos pocos puntos en una hoja de papel y miramos la hoja de perfil, todos los puntos están colodados sobre una línea recta. Esto es lo que uno se esperaría que pasara con las estrellas de las constelaciones, pero no es así.

Las constelaciones están formadas por estrellas de brillo relativamente similar, normalmente bastante intenso que sólo parecen estar a la misma distancia de nosotros según las observamos desde la Nave Espacial Tierra. Pero si pudiéramos viajar tan lejos de casa como para poder ver una constelación de canto, no veríamos todas sus estrellas sobre una línea recta, sino que nos daríamos cuenta de que las estrellas de la constelación están a distancias muy dispares de la Tierra. Como no podemos viajar tan lejos, fijémonos en las tres principales estrellas de la constelación de Acuario y en lo lejos que están de la Tierra. Como están tan sumamente lejos, utilizamos una unidad de distancia más conveniente que el kilómetro, para utilizar números más pequeños. Utilizamos el año-luz, que es la distancia que recorre la luz en un año. Como la luz viaja a unos 300.000 Km/s, el año-luz equivale a unos 9.500.000.000.000 km. La primera estrella de la constelación de Acuario, α-Aquarii, está a 523 años-luz de la Tierra. La segunda, β-Aquarii, está a 537 años-luz, una distancia no muy diferente. Pero si miramos la tercera estrella, γ-Aquarii, está sólo a 163 años-luz de la Tierra. Es decir, ¡unos 450 años-luz más cerca que las otras dos! Esto mismo ocurre para todas las estrellas y para todas las constelaciones: las estrellas están situadas a diferentes distancias de la Tierra, formando un obejto en tres dimensiones que desde aquí nos parece plano. Si pudiéramos viajar para ver las constelaciones desde otro ángulo, esos dibujos que durante tantos siglos les han parecido tan claros a nuestros antepasados se desvanecerían.

Queda claro, pues, que las constelaciones no son una entidad clara y con significado, allí arriba en el cielo, ahora que las hemos podido visualizar en tres dimensiones, añadiendo la profundidad al diubjo, en lugar de solamente las dos dimensiones a las que estábamos acostumbrados. ¿Pero, qué tal si añadimos una dimensión extra: el tiempo? Mucho se ha fantaseado en la historia sobre ver el pasado o, ya que hablamos de horóscopo, el futuro. Y el caso es que a diario (sí, sí, a diario) el ser humano ha estado, no sólo mirando al pasado, sino viéndolo con sus propios ojos. Me explico.

Hemos estado hablando antes de las distancias entre las estrellas y la Tierra, y hemos hablado en términos de años-luz: la distancia que la luz recorre en un año. Para que esta unidad quede un poco más clara, voy a poner dos ejemplos. La luz de la Luna, que está a unos 380.000 Km de la Tierra, tarda un poco más de un segundo en llegar hasta aquí, así que se podría decir que está a un segundo-luz. La luz del Sol, que está a unos 150.000.000 Km de la Tierra, tarda unos 8 minutos en llegar hasta aquí, así que la distancia entre la Tierra y el Sol es de unos 8 minutos-luz. Esto, que parece una mera curiosidad, tiene una implicación muy importante. Cuando decimos que la luz tarda 8 minutos en llegar desde el Sol hasta la Tierra significa que estamos viendo la luz que el Sol emitió hace 8 minutos. En otras palabras, estamos viendo el Sol en la posición en la que estaba hace ocho minutos: realmente estamos viendo el pasado.

Con las estrellas de las constelaciones pasa exactamente lo mismo. Cuanto más lejos esté una estrella, más tiempo tarda su luz en llegarnos y, por tanto, más en el pasado la estamos viendo. Si volvemos al ejemplo de las tres estrellas principales de la constelación de Acuario vemos que la luz que podemos ver hoy proveniente de las dos primeras fue emitida cuando Colón aún no había llegado a América, y Granada seguía siendo el último reducto de Al-Ándalus. Sí, estamos viendo el pasado, con nuestros propios ojos y sin artificios raros ni abracadabrismos. La luz que nos llega esta noche desde la tercera estrella, γ-Aquarii, fue emitida en cambio, hace solo 163 años. ¿Increíble, verdad? No sólo estamos viendo el pasado cuando miramos el cielo, sino que estamos viendo diferentes momentos en el pasado. De modo que cuando miramos una constelación, estamos viendo la ilusión en dos dimensiones de un objeto en tres dimensiones que está formado por estrellas que están a muy diferentes distancias de nosotros y a las que, además, estamos viendo en momentos muy diferentes del pasado. Todo cuadra con el determinismo del horóscopo, ¿verdad?

Esto, por supuesto, se aplica a todas las constelaciones y a todas sus estrellas, pero es que aún hay más. Las estrellas, que nos parecen tan fijas y que forman esos dibujos tan rígidos en el cielo se están moviendo a velocidades increíblemente rápidas, lo que pasa es que como están tan lejos no podemos verlo a simple vista, pero sí medirlo con aparatos. Y como se están moviendo tan rápido y cada una para un lado diferente… al cabo de mucho años los dibujos del cielo habrán cambiado.

Espero con este pequeño escrito que hayáis podido ver las constelaciones desde un nuevo punto de vista desde el que queda claro lo arbitrario del concepto de constelación y lo absurdo de pensar que la posición relativa de los planetas, que están más o menos cerca de la Tierra, y las constelaciones, que son dibujos aparentes formados por estrellas muy lejanas y sin relación entre sí, pueda ejercer sobre alguien en la Tierra. Como siempre, y como yo no soy muy buen explicador, os dejo con un vídeo hecho por gente que sí que sabe: un fragmento de un capítulo de la enorme serie Cosmos de Carl Sagan en la que expican todo esto con dibujos y animaciones, y que os hará ver las cosas mucho más claras.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Laura said, on 21 noviembre 2012 at 9:58

    Es una pasada de artículo. Me encanta el tema del universo, me llama muchísimo la atención algo tan inmenso y me hace sentir muy chiquitita. Además lo explicas genial. Que sepas que soy seguidora asidua de tu blog pero la escasez de tiempo me impide dejarte comentarios con frecuencia. Aún asi, no lo dejes de lado! Un saludiño desde Galicia!

    Me gusta

    • thetuzaro said, on 21 noviembre 2012 at 10:20

      Me alegro mucho de que te guste lo que hago. Muchas gracias por pasarte y comentar. ¡Un saludo desde Bristol!

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: