The Túzaro

Harry Bridges – Rancid

Posted in ¿Qué dicen tus letras? by thetuzaro on 13 noviembre 2012

Voy a aprovechar que mañana, día 14 de noviembre, hay convocada una huelga general en España para traducir rápidamente una canción de Rancid relacionada con el tema sindical. Se trata de Harry Bridges, que habla del propio Harry Bridges, sindicalista Australiano, pero que ejerció en Estados Unidos. Harry Bridges se hizo famoso por su liderazgo en la huelga de estibadores de San Francisco de 1934 (una huelga que, a lo tonto y a lo bobo, duró 83 días). El jueves sangriento, 5 de julio de 1934, tras casi dos meses de huelga, y durante unos altercados mientras la policía intentaba abrir las partes del puerto que estaban cerradas, la policía disparó hiriendo a bastantes trabajadores, entre ellos tres que, según la cación de Rancid, murieron (según la Wikipedia, uno de ellos sobrevivió). A los tres días se organizó una enorme manifestación-funeral en homenaje a los dos trabajadores fallecidos que supuso, de facto, una huelga general en toda la ciudad de San Francisco. Rancid comparan en esta canción aquellos sucesos con la historia personal de un sindicalista, trabajador de General Motors (GM), que pierde su casa cuando GM cierra su planta de Flint, Michigan.  Os dejo un vídeo en directo de la canción que no está mal del todo de sonido. Para el que quiera, la verisón de estudio se puede oir aquí, y la letra original es ésta.

El 5 de julio fue un jueves sangriento. Los cerdos mataron a tres trabajadores. Harry Bridges cogió el megáfono. La ciudad cerró el 6 de julio, los trabajadores estaban encolerizados. Era una huelga general. Los medios dijeron que los comunistas se estaban haciendo con el control y algunos creyeron que era verdad. Tres huelgas inflexibles allanaron el camino: Minessota, San Francisco y Toledo.

Una y otra vez se cierran las puertas y se rompen las ventanas.

Eddie trabajaba en General Motors. Juró que nunca más volvería a perder su trabajo. Un sindicalista que tenía su propia casa en el bonito Flint, Michigan. Eddie perdió su trabajo y su casa, así que Eddie perdió su autoestima. La última vez que vi a Eddie, vivía de nuevo en una caravana.

Una y otra vez se cierran las puertas y se rompen las ventanas.

Creo que Eddie perdonó demasiado pronto. Recibí una carta sobre Eddie, y eran malas noticias.

Una y otra vez se cierran las puertas y se rompen las ventanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: