The Túzaro

Matrimonios de caudales

Posted in Éste y sus cosas, Columnas by thetuzaro on 16 abril 2013

Me he desayunado esta mañana con una noticia en eldiario.es que me ha llamado la atención. Por lo visto un colectivo llamado Foro de la Familia va a comenzar una recogida de firmas con la intención de llevar una iniciativa legislativa popular (ILP) al Parlamento para que éste apruebe una ley que permita una modalidad de matrimonios blindados. Se entiende por esto de matrimonios blindados que las parejas heterosexuales que lo deseen podrían casarse de manera indisolube, es decir, sin que exista la posibilida de divorciarse.

Esta ILP me ha llamado la atención principalmente porque la posibilidad de casarse y no divorciarse ya está contemplada en la actualidad. Dicho de otra manera: no es obligatorio divorciarse; ese mecanismo está ahí por si los cónyuges creen conveniente utilizarlo, pero no es obligatorio hacer uso de él. De modo que si tú y tu pareja queréis casaros hasta que la muerte os separe… pues bien, es perfectamente posbile: sólo hay que casarse y esperar a que uno de los dos muera (¿Cuál? El primero). Si, por el contrario, estáis abiertos a dejar ese comodín por si la cosa saliera rana, pues también perfecto. Si, después de casados, la cosa sigue yendo sobre ruedas, pues genial, a disfrutar. ¿Que la cosa va mal? Pues borrón y cuenta nueva. Es decir:la legislación actual es suficiente para satisfacer a personas que quieren tener la posibilidad de divorciarse y a personas que no quieren contemplar esa posibilidad.

Si esta ILP saliera adelante, nos encontraríamos en una situación un tanto paradójica. La pareja que quiere disponer de la posibilidad de divorciarse podría seguir teniéndola y para ellos nada habría cambiado. ¿Y para la pareja que quiere casarse para siempre y que, por los motivos que sea, no contempla la posibilidad de divorciarse? Pues tanto si se acogieran a la nueva ley como si no, su situación sería exactamente la misma que bajo la legislación actual, es decir: si uno se quiere casar para toda la vida y no divorciarte jamás, puede hacerlo.

Entonces, ¿es que no hay nadie a quien le afectaría este nuevo reglamento matrimonial? Desde luego que sí: a aquellos cuyas fortísimas convicciones les conminaran a elegir al matrimonio indisoluble y de por vida y que al cabo del tiempo, por circunstancias, decidieran que una cosa son las convicciones y otra muy diferente aguantar al cónyuge. A estos les saldría caro el órdago que echaron en el altar (porque digo yo que se casarían frente a un altar, claro). Es decir: la nueva ley no solucionaría ningún problema -puesto que no existe tal problema a resolver- e introduciría problemas nuevos.

Alguno habrá que lea esto y diga: “es que la idea es que el matrimonio, como institución sagrada y por encima de lo terrenal que es, dure y no se separe aunque los cónyuges se lleven mal; que los cónyuges aprendan a proteger su matrimonio por encima de otras cosas”. Reconozco que este argumento, incluso a mí, que nunca me he leído una novela de Corín Tellado, me parece que puede llegar a ser comprensible y puedo entender que haya gente que opine así. Ahora bien, si la idea es que el matrimonio aguante contra viento y marea, ¿no tendrá más mérito aquel matrimonio que capée el temporal aunque la puerta de escape del divorcio esté entreabierta? Si el matrimonio se entiende como una competición de tozudez y cabezonería, ¿no gana aquel que sigue casado a pesar de haberse podido divorciar? Si esto es así -que, por lo que yo entiendo, hay mucha gente que lo cree- el reglamento matrimonial actual es mucho más romántico que ése que quieren introducir ahora.

¿Cuál creo, desconfiado -y puede que hasta conspiranoico- de mí, que es el motivo que hay detrás de esta ILP? Bueno, pues teniendo en cuenta que la conclusión es que eso que dicen que pretenden lograr con la ILP -a saber: la posibilidad de que una pareja se case y no se divorcie nunca- es perfectamente posible en el marco legislativo actual, creo que el objetivo de el Foro de la Familia es otro. Su objetivo según lo veo yo es meter la patita en el mundo legislativo para, al cabo del tiempo, ir ganando territorio para intentar eliminar el divorcio por completo. Es decir: otro más de los pasitos para atrás en el camino de la civilización que estamos viendo y viviendo últimamente.

Lotus Gait – Propagandhi

Posted in ¿Qué dicen tus letras?, Columnas by thetuzaro on 15 octubre 2012

Se me ha ocurrido que puedo recuperar aquella sección tan maja que tenía el Piohosa’s Zine y que se llamaba ¿Qué dicen tus letras? en la que se traducían unas pocas letras de los grupos que nos gustaban y que aparecían en los fanzines en aquellos tiempos de hace quince o más años. Aquellos tiempos en los que el mensaje y la actitud eran lo más importante, pero la gente cantaba en inglés aunque no supiera, y casi nadie entendía las letras de las canciones. Sin embargo esto es otra historia y para eso estaba ¿Qué dicen tus letras?, para que el mensaje llegara.

Hoy quiero compartir con vosotros una canción de uno de mis grupos favoritos de toda la vida (uno de los más favoritos, por no decir el que más): Propagandhi. Primero fueron bastante punkis, y luego se han ido haciendo más heavys con la edad. De los pocos,  pocos grupos de los que escucho desde la adolescencia con los que no tengo que remontarme a los discos de hace diez o quince años para encontrar canciones que me emocionen. Ideales para alguien que le gusta el punk y la música rápida, pero también algo más que los cuatro acordes de siempre. Ideal para aprender a tocar la guitarra (y otros instrumentos también, supongo). Son unos tíos superimplicados políticamente, y sus letras nunca han sido triviales, aunque con la edad van resultando cada vez incluso algo más difíciles de entender para los que no somos de habla inglesa. Aún así, hoy os traduzco, hasta donde yo puedo, una canción de su último disco Failed States que se llama Lotus Gait (letra original aquí si vais hasta casi abajo del todo). Os dejo también un vídeo de ellos tocando la canción en directo, porque creo que tiene bastante más gracias poner vídeos en directo. Igual no se oye todo lo bien que me gustaría, pero bueno, siempre podéis buscar la versión en estudio por ahí.

Tengo esta recurrente pesadilla: una paloma debatiéndose, con las patas rotas congeladas como un bloque a la acera. Miro hacia otro lado como si no lo viera. Tengo este recuerdo de la infancia en el que mi padre me grita desde el asiento del conductor para que aparte la mirada del horror que se desata, pero no pudo borrar lo que yo había visto. Nunca volvimos a hablar de ello. Dos desafortunados ciudadanos más de la nueva epidemia mundial de estrés postraumático. Un quinto poder con sídrome de Estocolmo, desesperados por cerrar la puerta a los horrores que van en aumento y arrastrar los pies en un paso del loto global. Satisfechos con adobarnos en el brillo de plasma de las prisiones del entretenimiento doméstico frente al que hacemos comunión como altares de todo a cien. ¿Es que no son éstas sino vidas votivas? Es una estranguladora y retorcida atadura con la que cada uno de nosotros está apuntalado. Así que algo para apagar el dolor de unos astillados pies de loto. En cuanto a mí una filigrana de cordón policial psíquico que trata de acordonar las escenas más oscuras. Pero la mente deambulante acaba tropezando con ellas y reviviéndolas. Unas palancas abren tus ojos de par en par y una dolorosa luz se arroja sobre la culpa, el miedo, la vergüenza. El valor nunca llegó del brillo de plasma de las prisiones del entretenimiento doméstico frente al que nos agarramos como a altares de todo a cien. ¿Es que no son éstas sino vidas votivas? Conservador en el fondo. Conformista desde el principio. Un quinto poder con sídrome de Estocolmo. Unos increíbles pies de loto. Es una estranguladora y retorcida atadura con la que cada uno de nosotros está apuntalado. Así que algo para apagar el dolor de unos autoinfligidos,  incapacitantes pies de loto.

Actualización 16/10/12: Moncho (el que hacía el Piohosa’s Zine del que hablo arriba) ha encontrado una explicación de la letra por parte del bajista de Propagandhi. Se puede leer aquí. De hecho, aquí podéis ver explicaciones para todas las letras del disco.

Patrioterismo

Posted in Éste y sus cosas, Éste y sus teorías, Columnas, General, Lecturas y reflexiones by thetuzaro on 13 octubre 2012

Ayer fue 12 de octubre de 2012, día de (seguramente entre otros) los santos Amigo, Serafín de Montegranario, Edwin de Northumbria y Maximilano de Celeia; día del Beato Eufrasio del Niño Jesús y de Nuestra Señora de Aparecida. También fue el día de Nuestra Señora del Pilar, quien, desde 1913, ejerce como Excelsa Patrona de la Guardia Civil. Además de todo esto, se conmemoró la arribada de los barcos de Cristóbal Colón a la isla de Guanahani (hecho considerado como el descubrimiento de América). Asimismo, desde 1958 se establece legalmente que se celebre el Día de la Hispanidad (antes de la Raza) cada 12 de octubre, día que sirve para que muchos antiespañolazos se rasgen las vestiduras y para que muchos españolazos… bueno, se las acaben rasgando también, aunque luego se las cubran con una gran bandera española. Es un día que a la mayor parte de la gente se la trae al fresco (salvo por el detalle de que, en España, es festivo nacional), pero en el que se suele ver retratado el patrioterismo español.

Desde que existen las redes sociales es mucho más fácil detectar el patrioterismo español (o quizá más difícil huir de él): antes eran simples comentarios en la barra del bar, hoy actualizaciones de estado en Facebook que se airean a los cuatro vientos. Voy a utilizar una de estas actualizaciones, obra de un amigo, para (desde el más demócrático cariño y el más constitucional respeto) hacer sangre del patrioterismo.

Foto utilizada para hacer gala de patrioterismo.

La foto que acompañaba la actualización de estado en cuestión la podéis ver a la izquierda. El texto era, más o menos, “éste es mi país, ésta es mi bandera, y al que no le guste que se joda”, obviamente escrito con muchas más mayúsculas de las debidas, para dar énfasis. A poco que se fije uno, en el mapa faltan varios territorios que forman parte actualmente del territorio del Estado Español: el archipiélago Canario y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Obviamente, no se debe deducir por eso que el autor del comentario pensara en realidad que las Canarias (¡mis queridas Canarias!) o las ciudades españolas del norte de África no sean parte de España: más bien creo que el autor tendrá una firme opinión al contrario. Más que una declaración de soberanía nacional, supongo que esto no es más que un despiste, algo anecdótico, pero el hecho de que hagas alarde de patrioterismo, de lo orgulloso que estás de tu país, y se te olvide dibujar una parte de dicho país, creo que sirve muy bien para ilustrar lo que es, en el fondo, el patrioterismo, el nacionalismo de Españaza: da igual de lo que hablemos, incluso si nos equivocamos, incluso si no sabemos de lo que hablamos, incluso si hay partes de esa gran nación de la que hablamos que no recordamos que existen, siempre y cuando la bandera de España sea tan grande que lo tape todo y además lo acompañemos de exabruptos. Qué más de que lo que diga uno sea una idiotez, si lo dice “con dos cojones”.

La bandera de la foto (aunque insisto en que no cubre todo el actual territorio español, que tiene tela, nacionalistas de chiste) tiene muchas cosas debajo. Yo nací en España y soy español y hay algunas características de la cultura española que paseo, por qué no decirlo, con orgullo, sobre todo ahora que no vivo en España. Pero, amigos de la Españaza, la bandera de la foto de más arriba también esconde muchas miserias, muchas tradiciones que deberían ser borradas de la faz de la tierra, muchas mierdas, en general, de las que más nos valdría deshacernos si queremos que la gente que vive en lo que ahora es territorio español prospere de una puta vez.

No por estar bajo esa bandera de la foto (connotaciones de este modelo de bandera española en particular aparte) tengo porque tragar con toda la puta bazofia que ocurra debajo, con todas las injusticias y con toda la miseria con la que mucha de la gente que vive a la sombra de esa bandera ha tenido, y sigue teniendo, que tragar. Lo que ocurra en España tiene que superar un listón mucho más alto que, simplemente, ser español o llevar la marca España para ser aceptable. Y si toda la gente que las pasa canutas en España tiene que hacer jirones la bandera para poder escapar a una vida mejor, bienvenido sea. Si ser español supone loar a la bandera y tragar con toda esa bazofia que tapa por la mera razón de ser bazofia española, sinceramente, os  podéis introducir la bandera por el ano.

Estoy deseoso de hacer de lo que es hoy España un lugar próspero para todos los que la habiten, sea bajo la denominación que sea, o tenga España el tamaño que tenga. (De hecho, por el ramalazo internacionalista que tengo, esa prosperidad la ansío para todo el mundo, raro que es uno. ¡Para el mundo entero, cosa que no cabe bajo una bandera!). Pero un país, o un pueblo (o un continente, o un mundo) se hace grande y próspero gracias al trabajo y al esfuerzo de los que lo habitan, no simplemente por gritar ¡Viva España!, ¡Yo soy Español! cada vez más alto, por muchos “cojones” que le pongas al decirlo.

La Wikipedia y el principio de autoridad

Posted in Éste y sus cosas, Éste y sus teorías, Columnas, Lecturas y reflexiones by thetuzaro on 5 mayo 2012

No me cabe la más mínima duda de que todo el que esté leyendo esto ahora sabe qué cosa es la Wikipedia. La enciclopedia colaborativa y libre es relativamente joven (unos diez años desde que se empezaran a escribir los primeros artículos, según la propia Wikipedia) pero ya ha conseguido ser uno de los referentes, por no decir el referente número uno, del saber enciclopédico mundial. Hay versiones en una barbaridad de idiomas, algunas mejores que otras, obviamente, y contiene más conocimiento del que un ciudadano medio pueda llegar a abarcar en su vida. Como se puede ver en el artículo que relata su propia historia, ha recibido una buena cantidad de premios, como por ejemplo el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Sin embargo, también hay una comunidad de detractores que, aunque suelen plantear objeciones muy razonables, en otras ocasiones apuntan con sus críticas a lo que creo que pueden ser más bien ventajas en lugar de desventajas de esta enciclopedia. Es a hablar de alguno de estos argumentos a lo que voy a dedicar este artículo hoy.

En general, las ventajas de la Wikipedia son también sus inconvenientes. El hecho de que pueda venir cualquiera y editar un artículo puede ser muy bueno, suponiendo que el editor en cuestión tenga buena voluntad y buenos conocimientos, o no tan bueno, si el tipo sólo quiere vandalizar y echarse unas risas, o pasar a la historia entre sus cuatro colegas por ser el que puso en la Wikipedia que Aznar estaba muerto. Que sea libre y colaborativa también tiene el riesgo de que la gente, simplemente, no tenga voluntad de mejorar la Wikipedia en su idioma, con lo que acaba siendo una enciclopedia pobre (algo sorprendente, teniendo en cuenta la preocupación por el acceso a la cultura que tiene la población). Está claro que este tipo de situaciones hacen que haya que tener cuidado con determinados artículos, pero de ningún modo invalidan a la Wikipedia en su totalidad. De hecho, el que existan estos incidentes y que la Wikipedia tenga estos problemas nos tiene que hacer cautos al tomar como cierto lo que leemos en una fuente que presume de autoridad, sea la Wikipedia u otra. La lección que tenemos que aprender es que lo que leemos en una enciclopedia (o un periódico, o un artículo científico, o un lbro de texto…) puede no ser todo lo exacto que pensamos, y que es bueno saber en qué se basa alguien para decir algo. No basta con decir “es que lo leí en el Clan TV” para convencerse de que algo es cierto. En otras palabras: la Wikipedia puede estar mal porque está hecha por mindundis cualquiera de la calle, pero otras enciclopedias de uso doméstico, las de Espasa, Larousse, las que sean, están bien porque… ¿las hacen empresas con prestigio? ¿Por profesionales que nunca se equivocan ni son capaces de manipular nada? ¿Debemos aceptar como cierto lo que se diga en ellas por el simple principio de autoridad? Hace poco, en España, tuvimos la ocasión de ver cómo eso puede no ser suficiente cuando la Real Academia de la Historia publicó el Diccionario Biográfico Español, con no poca polémica por sus dulces loas a personajes siniestros como el dictador Francisco Franco. Ya comenté en su día la triste y débil defensa que se hacía de la obra apelando a que lo que dice el investigador va a misa.

Es en este territorio del cuestionamiento del principio de autoridad donde creo que la Wikipedia tiene la mayor ventaja. Leemos un artículo, pero como no nos fiamos de algo que dice, tenemos a nuestra disposición la lista de referencias en las que se basa lo dicho por la Wikipedia para poder juzgar. No sólo eso: tenemos la página de discusión, donde podemos ver si determinadas aserciones son objeto de debate o de vandalismo. Con toda esa información ya podemos juzgar si nos creemos lo que hemos leído o no. Es decir: hay que aprender a leer la Wikipedia, que no se lee diciendo “esto es así porque lo pone en la Wikipedia” sino mirando cómo de justificadas están las afirmaciones que la enciclopedia libre recoge. Y esto que hemos aprendido gracias a la Wikipedia es algo que luego hay que aplicar a todas las fuentes de información con las que nos topamos en la vida. Hacer que aprendamos a informarnos de esa manera es, en mi opinión, una gran ventaja de la Wikipedia.

“Pero es que la Wikipedia está mal: si hasta prohiben utilizarla en los colegios”. Si eres profesor en un colegio, seguramente quieras decirle a tus alumnos que no utilicen la Wikipedia para hacer sus trabajos. Seguramente, también, alegues como razón de esta prohibición que la Wikipedia está mal, que tiene errores, o más expeditivamente, que si “te pillo usando la Wikipedia te suspendo”. En realidad, es probable que lo único que quieras impedir es que los chavales copien artículos enteros de la Wikipedia y los peguen en sus trabajos, algo que me parece totalmente razonable. Pero quizá, si lo que quieres es simplemente que tus alumnos aprendan y trabajen, deberías plantear una razón más seria que simplemente decir que “la Wikipedia está mal y no te puedes fíar de ella”.

Una de las mejores características de la Wikipedia, aparte de las obvias como la gratuidad, es que nos enseña a juzgar los contenidos por su propia calidad o fiabilidad, y no por que lo diga tal o cual persona. Nos ayuda a aprender a combatir el principio de autoridad. Nos ayuda a comprender que el conocimiento, en muchas ocasiones, no es algo sólido e inmutable, como podríamos pensar, sino algo vivo que evoluciona y a lo que hay que cuestionar y mirar con lupa siempre.

Y para acabar una sugerencia. Si entras a la Wikipedia y ves algo que no es correcto, ¿por qué en vez de decir “la Wikipedia es una mierda y está mal” no entras y lo corriges?

El cierre de Megaupload: las cosas que hubo que oir

Posted in Éste y sus cosas, Columnas, Lecturas y reflexiones by thetuzaro on 7 marzo 2012

Hace ya más de un mes que el FBI cerró Megaupload, lo que causó no pocos llantos desconsolados y rasgamientos de vestiduras. Ahora que ha pasado tiempo y supongo que el duelo ha terminado, creo que es tiempo de que escriba algo para criticar algunas de las cosas que tuve que oir o ver esos días.

Vaya por delante que no soy el enemigo número uno de la piratería, no, y que si yo fuera (que no soy) un usuario de los que han pagado pasta por poner sus archivos en Megaupload para tenerlos guardaditos, me estaría cagando en lo más alto. Eso y que sí, que gracias a grabarse cintas o CD de música a la gente le da por tocar la guitarra, meterse en un grupo e ir a conciertos que de otra manera no hubiera ido. Y así podría dar muchos más ejemplos.

Una vez que ya he hecho el alegato propiratón, toca hacer las críticas, y es que una cosa es que te cabree que desaparezca Megaupload y dejes de ver series por la cara, y otra muy diferente que exageres y hagas alegatos que no tienen mucho sentido.

Buena parte de los plañidos que leí en la red tenían que ver con que el cierre de Megaupload suponía que el pueblo llano iba a perder el derecho y el acceso a la cultura y la educación, volviéndose por ende más manejable y menos propenso a montar revoluciones que cambien el mundo para mejor. Esto suponiendo, claro, que lo que la gente se descargaba de Megaupload fuera puro alimento para el intelecto, barritas energéticas para las neuronas, y creo que no era así. Creo que confundimos cultura con entretenimiento. No sé si vosotros, si miráis a vuestro alrededor, veréis lo mismo que yo, pero la gente de mi entorno principalmente se bajaba series y películas (y no lo sé seguro, pero supongo que un buen gasto de porno también harían, claro). Estoy de acuerdo en que películas, series y discos son, al fin y al cabo, productos culturales, a la misma altura que la literatura, por ejemplo. Igual no estoy tan de acuerdo con quien dijo eso de “Shakespeare era el Dexter de entonces”, pero pase también. Lo que sí que no creo es que alguien vaya a ser “más libre” o a conseguir “que cambie el mundo” a base de leer a Shakespeare o de ver Dexter, como sí creía fervientemente alguien a quien leí por ahí.

Hablando de Dexter, por ejemplo: lo que supone el cierre de Megaupload es que no se pueda ver la próxima temporada a la vez que se estrena en EE. UU., no que no se pueda ya ver nunca, o que si ves Dexter te metan en el trullo. Símplemente tendrás que esperarte a que la estrenen en España, o vendan los DVD, o te apuntes a una de esas plataformas online en las que pagas una cuota fija y ves lo que te da la gana. Para alguien fanático de las series supongo que es una putada, pero vamos, que tampoco es el fin del mundo, y desde luego, no te están impidiendo el acceso a la cultura por eso.

No estoy de acuerdo, en definitiva, con que dejar de bajarse series de Megaupload para verlas por la jeta de un tirón sea el fin del acceso a la cultura, y no digamos ya el fin del acceso a la formación… o como dijo alguien también “que mis hijos no tengan derecho a la educación”: Dexter, Juego de Tronos o Lost, pueden molar mucho, pero no son componentes básicos de la educación de un niño. Además, la educación (al menos en España) sigue siendo obligatoria hasta una cierta edad, y no creo que mucha gente se bajara los libros de texto de los críos del Megaupload, es decir: el cierre de Megaupload no afecta a la educación de tus hijos, punto.

Había alguno que, probablemente entre sollozos, escribía en el Facebook que sentía como “si estuvieran cerrando todas las bibliotecas del mundo”. Espero que se le haya pasado el disgusto al comprobar que no es así: las bibliotecas públicas siguen tan abiertas y tan vacías o llenas como siempre. Te siguen dejando sacar libros por la cara: te siguen dando esa cultura gratis que es tan importante, al parecer (claro, que también hubo quien me dijo que todo esto le parecía poco).

Pero no es sólo eso. Además de la educación obligatoria (y la voluntaria, del bachillerato en adelante) y de las bibliotecas públicas hay otro recurso que sigue en pie: la Wikipedia. Ya lo decía el niño Abel: la Wikipedia es como una biblioteca gigante. Además es gratis, abierta a todo el mundo y disponible las 24 horas del día, con bastante más saber del que un cuidadano medio puede abarcar. Y si alguna vez la Wikipedia muere será más bien porque no reciba suficientes donaciones como para mantenerse en pie (y si la cultura y el conocimiento son tan, tan importantes, amigos, donen pasta a la Wikipedia y colaboren en su redacción).

Otra parte de los quejíos decían que el cierre de Megaupload era un atentado contra la libertad de expresión. Tampoco creo que esto sea así: no han cerrado Megaupload porque los contenidos que alojaba portaran tal o cuál mensaje, sino por violar determinada normativa de derechos de autor (que puede ser todo lo justa o injusta que queráis, pero no es eso de lo que va la cosa). Y, de hecho, a nadie le han metido en el trullo (que yo sepa) por decir barbaridades en Internet comentando la jugada del cierre de Megaupload (al menos en España, vale: hay otros países en el mundo en los que te meten en trullo con bastante facilidad en el momento que dices una palabra más alta que otra, así que no me extrañaría que se hubieran llevado a alguien por delante; claro, que también me imagino a la gente de esos países jugándosela para hablar de cosas más importantes).

En conclusión: reconozco que para muchos el cierre de Megaupload suponga un trastorno o hasta una putada. El cierre puede ser más o menos justo, pero el caso es que se veían pelis por la cara y ya no, aunque tampoco creo que la fiesta se haya acabado: ya aparecerán nuevas opciones para ver series gratis. Eso sí: no nos flipemos, llamemos a las cosas por su nombre. El cierre de Megaupload es una putada porque ya no se pueden ver cosas gratis, sí, pero no es que no estén negando el aceso a la cultura ni a que nos expresemos.

El paso por España de la Nueva Medicina Germánica (II)

Posted in Columnas by thetuzaro on 26 enero 2012

Publicamos hoy la segunda parte de El Paso por España de la Nueva Medicina Germánica, un texto escrito a medias entre Jorge, de Al otro lado de la Frontera Azul, y yo. Podéis encontrar la primera parte aquí.

El impacto en la prensa

Decíamos en la entrega anterior que el paso de Hamer por España suscitó un gran revuelo por una serie de casos que llegaron a la opinión pública a través de los medios, además de por la emisión de los tres programas de Preguntas y Respuestas. Particularmente sonados fueron los casos de Olivia Philar y Elena Lumbreras, aunque, por supuesto, no fueron los únicos. En esta sección hablaremos de la cobertura de estos y otros casos por parte de la prensa española.

Uno de los casos más antiguos y más sonados fue el de Olivia Philar, una niña austriaca, aquejada de un nefroblastoma. Los padres de Olivia entraron en contacto con la Nueva Medicina Germánica® (NMG) y suspendieron el tratamiento convencional de su hija. Esto provoco que el gobierno austriaco les quitara la custodia de la niña. Los padres huyeron entonces a España, concretamente a Málaga, para poder seguir con el tratamiento según la NMG, puesto que Hamer residía por aquel entonces en la ciudad andaluza. El periódico alemán Der Spiegel dio con la niña y sus padres en España, y tras negociaciones con el gobierno austriaco y la intervención de la policía española, la niña fue llevada por orden judicial a Viena, donde reanudó el tratamiento en contra de la voluntad de los padres. Hoy sigue con vida.

En agosto de 1995, El País y El Mundo, informaban de la muerte de Elena Lumbreras con 58 años “a causa de un cáncer tras varios meses de sufrimiento”. Tras un largo periplo por diferentes técnicas de la medicina alternativa, Elena cayó en manos de la NMG. “Si sigues el método Hamer, en tres semanas estarás curada”, le prometieron. “Vicenç Herrera Adell, uno de los médicos que aplica en España el método Hamer […] apartó a la enferma del hospital Clínico, le hizo abandonar el tratamiento y convirtió la enfermedad en una pesadilla familiar”. “Herrera afirmó […] que Elena Lumbreras murió ‘porque no supo resolver el conflicto emocional y psicológico origen del cáncer que sufría’”. Como en tantas otras ocasiones, como veremos, la culpa del fallecimiento es del paciente, porque la familia de Elena se empeño en devolverla al Clínico para intentar salvarla in extremis. En el Clínico Elena supo sobre la historia de Olivia Philar y murió con una terrible certeza: “¡Cómo he podido cometer semejante error!”, le dijo a su hija.

En este caso, como en tantos otros, se separó al paciente de los tratamientos convencionales e incluso de los calmantes. “No queréis que me cure, de lo contrario no me pediríais que tome morfina”, decía a su marido y su hija. Además, su familia también sufrió las consecuencias al ser acusada por Herrera de ser un obstáculo en la curación de Elena. Según informa su marido a El País: “primero le dijeron a mi esposa que la causa de su cáncer era un conflicto conmigo. Y que mientras no lo resolviera, no se curaría. Ella lo creyó. Luego le dijeron que también tenía un conflicto con su hija. Un día me pidió que me fuera de casa porque de lo contrario nunca se curaría. Me marché, pero fui enseguida a pedir explicaciones al doctor Herrera. Él insistía en que había un conflicto, y yo le decía, pero, ¿cuál?, y me respondía ‘ustedes tienen que averiguarlo’. Y de ahí no salía”.

Algo que merece la pena ser destacado es que, según la información de El País, “la familia […] sabe que influyeron en ella, y mucho, dos programas de La 2 dedicados al método Hamer en el espacio Preguntas y Respuestas que presenta Adelina Castillejos [sic]”. “No saben cuánto daño han llegado a hacer”, se lamentan.

Días más tarde El País volvía a informar de nuevos casos de víctimas de la NMG: los de Concepción C., María José H. y María del Carmen Expósito. La primera de ellas, enferma de cáncer de mama, fue tratada en Málaga por Fermín Moriano, al que ya conocemos. “Rabiaba de dolor, me sentía muy cansada, casi no podía respirar y me estaba quedando paralítica, pero ellos me decían que aguantara, que cuanto más me doliera mejor, porque era señal de que me estaba curando”. Tras varios meses, cuando ya no podía resistir más el dolor, volvió a los tratamientos convencionales, pero era tarde, y no pudo recuperarse de las lesiones en su columna. Una vez más, la culpa es del paciente: “me siento engañada por estos médicos que actúan con una crueldad y una negligencia increíbles. Encima, cuando les enseñé una radiografía para que vieran el daño que me había hecho su terapia en los huesos, me dijeron que era porque no me había valorizado”. Según sus declaraciones “cuando te dicen que tienes [cáncer], siempre aparecen esos tres sentimientos [miedo a la muerte, temor a que los hijos queden desprotegidos y desvaloración personal], con lo cual ellos nunca se equivocan, nunca pierden”.

María José H, también se puso en manos de Moriano para tratar su cáncer de ovarios, pero tuvo que ser ingresada en el Hospital Clínico de Málaga ante el avance de su enfermedad y alguna complicación adicional. En el hospital, sus padres y “una terapeuta alemana de nombre Ilsen” (que bien pudiera ser la que aparecía en Preguntas y Respuestas) bloqueaban el tratamiento con analgésicos porque, como hemos visto, el dolor la curaría. Murió menos de un año antes de la publicación de la noticia en El País. Las declaraciones de sus padres y de los hamerianos son poco sorprendentes: la culpa es de los oncólogos por administrarle morfina, que bloqueó el proceso de curación.

Por último, el caso de María del Carmen Expósito, enferma de cáncer de mama, que transcribimos directamente de la noticia de El País.

El cáncer de mama que padecía la tenía postrada en la cama, pero sin embargo Moriano le hizo una recomendación muy específica a su marido, José Dávila: que hiciera más el amor con la enferma. Oliva Dávila Expósito, su hija, relata que el sufrimiento de María del Carmen no fue sólo físico. “En una visita domiciliaria que le hizo Moriano a mi madre le dijo que todo lo que tenía era miedo, que no estaba enferma, que tenía que perder ese miedo y quitarse de una vez la máscara de oxígeno, sin la que prácticamente no podía respirar. Aquello fue una tortura psicológica para ella. Parecía que le habían puesto una venda en los ojos”. Moriano le recetaba jalea real y unos frascos pequeñitos que valían unas 6.000 pesetas [unos 36 Euros] y que apenas duraban una semana. Además, le hizo interrumpir la quimioterapia. Murió en mayo.

En el mismo artículo podemos leer las críticas del Dr. Emilio Alba, miembro del equipo de oncología del hospital malagueño, al programa Preguntas y Respuestas y a La 2. “A esta situación ha contribuido La 2 con el programa en el que difundió las tesis de Hamer, una irresponsabilidad si se tiene en cuenta que la gente se cree mucho lo que se dice por televisión”. De hecho, el programa era utilizado por Moriano y otros médicos hamerianos, como el Villarubia Orellana o la propia Ilsen para ganar adeptos. De hecho, en la actualidad, muchas de las páginas pro-Hamer que se pueden encontrar con sólo buscar en Internet incluyen enlaces a estos vídeos, como por ejemplo ésta.

Todo este revuelo provocó, claro está, una polémica sobre el papel que había jugado La 2. TVE aplazaría hasta septiembre de 1995 la posibilidad de abrir un expediente. No hemos podido averiguar si finalmente se tomó alguna medida con Adelina Castillejo u otros miembros del equipo de Preguntas y Respuestas. Hamer fue denunciado por el Servicio Andaluz de Salud por presunto ejercicio ilegal en Málaga, en el caso de la pequeña Olivia. El Ministerio de Sanidad declaró que sólo intervendría si “hubiera una alarma social”. El Colegio de Madrid tampoco planeó intervenir a no ser que hubiera alguna denuncia: “entonces reuniríamos la comisión deontológica. No sabemos de colegiados seguidores de esta especie de secta”. Por su parte, el Colegio de Médicos de Barcelona, motivado en parte por el fallecimiento de Elena Lumbreras se planteó inhabilitar a los seguidores de Hamer.

Por último, terminamos esta sección señalando dos repositorios (aquí y aquí) donde se pueden encontrar éstas y otras noticias de prensa de la época, relacionadas tanto con Hamer como con Fermín Moriano.

La detención de Hamer

Ryke Geerd Hamer tiene una larga historia de conflictos legales. Ha visitado involuntariamente cárceles en Alemania y Francia, y ha pasado buena parte de los últimos treinta años huyendo de la ley o dando con sus huesos en la cárcel. La larga y tenebrosa carrera del ex doctor tiene un buen número de muertes a sus espaldas, como hemos podido ver más arriba y como se puede ver en las referencias.

El 9 de septiembre de 2004, Hamer fue detenido en España, en cumplimiento de una euroorden. Un año y medio después fue extraditado a Francia. Podemos contrastar esta información aquí, aquí y aquí.

Seguidores de Hamer en la actualidad

Lejos de haber pasado de moda, la NMG tiene una pequeña legión de seguidores, y otra de practicantes y predicadores de la misma. Algunos de los aquí señalados, forman parte del momento de fama que vivió la NMG gracias a los programas televisivos de tono propagandístico en TVE. Pero como veremos, nuevos personajes se han apuntado a la práctica y divulgación de la pseudomedicina que nos ocupa.

La periodista Ana Pena, que según sus propias palabras no creía “estar a las puertas de la muerte para nada”, falleció en 1998 debido a su enfermedad, no curada por el doctor Hamer.

El doctor Fermín Moriano, colegiado en Málaga, fue discípulo de Hamer, con quien compartió consulta durante dos años en la ciudad andaluza. También daba conferencias en congresos como Ciencia y Espíritu, rodeándose de todo tipo de conspiracionistas como la monja Teresa Forcades, el ufólogo Enrique de Vicente o los negacionistas del SIDA, o en congresos organizados por la revista de medicina alternativa Dsalud. Fue uno de los defensores de la estafa del Bio Bac, hoy conocido como Renoven. Al parecer, falleció el día 1 de diciembre de 2011 por causas desconocidas para nosotros.

Itziar Orube, en la actualidad sigue divulgando la NMG mediante charlas y cursos, y anunciándose como investigadora de la misma y por indicación, al parecer, del propio doctor Hamer, haciéndose cargo de la difusión y mantenimiento de la “escuela/taller de pacientes”. También dice ser “experta en técnicas psicocorporales de autocuración”, sea lo que sea eso. Asegura llevar desde 1995 dando conferencias por diversos países, e incluso haber trabajado en el instituto oncológico de La Habana durante un año. Aquí podemos escuchar un programa radiofónico en el que se debate sobre la NMG en el que participa J. M. Mulet, Profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y autor del libro Los productos naturales ¡vaya timo!, y del blog del mismo título. El programa también cuenta con la presencia de Itziar Orube, que también habla en él de su relación con un lama tibetano que le sirvió de guía espiritual.

Dr. Juan Manuel Gutierrez-Viñuales, fue jefe de servicios médicos del Elche Club de Fútbol. Es profesor en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle.

El doctor Vicente Herrera y Adell, inhabilitado por el colegio de médicos de Barcelona, (Corrección: fue rehabilitado más tarde), da conferencias, publica libros y sigue promocionando la misma NMG que aplicó a su paciente Elena Lumbreras.

Un ejemplo de la popularidad aún vigente de Hamer, es Vicent Guillem Primo, doctor en Bioquímica del Servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Es uno de los promotores actuales de la NMG en España, si bien es lo bastante inteligente como para separar sus actividades verdaderamente médicas de las charlas, conferencias y cursos que imparte, que van desde el reiki a la relación entre enfermedades y emociones (algo clarísimamente relacionado con la NMG) y un tema que ha expuesto en el libro y el blog del mismo título Las leyes espirituales.

Finalmente, Adelina Castillejo, directora del programa Preguntas y Respuestas, ha seguido ejerciendo como periodista, y recientemente ha sido nombrada Defensora de la Audiencia de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals.

Nota sobre las fuentes

Para que no se nos acuse a la ligera de parcialidad queremos aclarar que en el artículo hemos reunido información de los más dispares sitios, páginas escépticas, diarios de información general, y páginas de apoyo a Hamer y a la NMG.

Hemos enlazado y recopilado información de El País y El Mundo, así como muchas otras fuentes que se pueden ver en los enlaces y que son claramente desfavorables a la NMG. No podemos decir lo mismo de free-news, por ejemplo, que defiende al ex doctor e incluso se permitió el lujo de dar un número de cuenta para que la gente ingresara dinero para la defensa de Hamer. Dsalud, por ejemplo, es líder en español en cuestión de conspiracionismo antivacunas, negacionismo del SIDA y un largo etcétera de despropósitos. Valga como anécdota saber que José Antonio Campoy, director de la revista, antes de haber organizado congresos favorables a la NMG, publicó su primer libro en el que entrevistaba telepáticamente a un extraterrestre.

Hemos tratado de ser objetivos. Pero no debemos confundir la objetividad con la equidistancia. Objetivamente, la Nueva Medicina Germánica, no es medicina.

El paso por España de la Nueva Medicina Germánica (I)

Posted in Columnas, General by thetuzaro on 23 enero 2012

Estás a punto de leer algo que hemos escrito a medias Jorge, autor de Al otro lado de la Frontera Azul y un servidor sobre el paso por nuestro país de la Nueva Medicina Germánica®, que es eso, dicho rápidamente, de que el cáncer no existe como lo conocemos, sino que es sólo una reacción de nuestro cuerpo ante un conflicto psicológico. En general, que la gente tenga ideas extrañas sobre su salud, y que se la jueguen por perseguir fantasmas, me importa un pimiento: allá ellos. El problema es cuando son mis amigos y conocidos los que creen en las leyendas urbanas, las conspiranoias y las pseudomedicinas: entonces me da risa, pena, miedo y rabia, todo junto. Fue precisamente porque me lo contara un conocido en un bar que descubrí que existía todo este rollo de los conflictos. Me pareció un cachondeo y una tomadura de pelo (y nos sirvió para echarnos unas risas a todos una temporada). Meses después me volví a tropezar con esta pseudomedicina y me puse a investigar y a leer y le propuse a Jorge que escribiéramos algo a medias. El resultado lo tienes delante de ti. Como nos ha quedado un poco largo, lo hemos dividido en dos partes, que publicamos simultáneamente aquí y también en el blog de Jorge. El próximo jueves publicaremos la segunda parte.

La Nueva Medicina Germánica® (NMG) es una pseudomedicina alternativa creada a principio de la década de 1980 por el entonces médico alemán Dr. Ryke Geerd Hamer. La idea principal sobre la que gira dicha práctica consiste en que las enfermedades, en particular el cáncer, tienen su origen en el impacto psicológico producido por algún hecho traumático en la vida del paciente. Dicho trauma provoca un conflicto psicológico que se vería reflejado en la aparición de un tumor, que habría que interpretar como una señal de alarma del propio organismo, que nos estaría avisando del conflicto psicológico. Según las ideas de Hamer, el tumor y las molestias que conlleva son una señal de que el cuerpo se está curando, y la mejor manera de ayudar al cuerpo sería solucionando el conflicto psicológico que origina la enfermedad, evitando, qué duda cabe, cualquier tratamiento de los que ofrece la medicina científica, la basada en evidencias, incluidos los analgésicos. Hamer perdió la licencia para ejercer la medicina a finales de los ochenta y fue perseguido por la justicia de varios países. No obstante, sus teorías gozaron y gozan de relativa popularidad entre la población de diversos países, entre ellos España. El propósito de este artículo no es tanto el análisis de las teorías de Hamer (algo que ya ha sido muy bien hecho por otra gente por ejemplo aquí, aquí y sobre todo aquí) como la narración del paso de dichas teorías por nuestro país, que despertó una gran polémica a mediados de los noventa. Empezaremos haciendo una breve introducción sobre la NMG, para luego pasar a la polémica generada en torno a las entrevistas que se hicieron al Dr. Hamer en el programa de TVE Preguntas y Respuestas. Finalmente, hablaremos de la detención de Hamer por parte de la policía española, cumpliendo una euroorden de detención, y hablaremos de los seguidores de Hamer que aún continúan en activo en nuestro país.

El Dr. Hamer y la Nueva Medicina Germánica

Como hemos dicho, la NMG es un invento del médico alemán, hoy inhabilitado, Ryke Geerd Hamer. Un hijo de Hamer, Dirk, murió con diecinueve años de un disparo accidental a manos nada menos que del heredero del último rey de Italia Víctor Manuel de Saboya, en Córcega, en el transcurso de una fiesta. Dos meses después, el doctor Hamer desarrolló un cáncer testicular, y algún tiempo después, su propia esposa desarrolló un cáncer de pecho. Paradójicamente, Hamer se sometió a la medicina convencional para curar exitosamente su cáncer testicular. Su mujer no tuvo tanta suerte y, al parecer, murió como consecuencia de su enfermedad.

Estos acontecimientos llevaron a Hamer a desarrollar sus peculiares hipótesis sobre el cáncer, que podemos leer aquí, y de las que mostramos sus puntos más importantes: el síndrome Dirk Hamer (DHS), y la Ley de Hierro del Cáncer (las negritas son del original):

Este [sic] ley, de la que el Síndrome Dirk Hamer es la pieza clave, el eje principal, se enuncia como sigue:

  1. Todo cáncer se inicia por un Síndrome Dirk Hamer, es decir, por un choque extremadamente brutal, un conflicto agudo y dramático vivido en el aislamiento, y percibido por el paciente como el más grave que jamás haya vivido.
  2. Es el grado subjetivo de conflicto, la forma en que el paciente lo ha experimentado en el momento del Síndrome Dirk Hamer, su matiz, lo que determina:
    1. el Foco de Hamer, es decir, la zona específica del cerebro que bajo la influencia del choque psíquico, sufre una ruptura de campo y da las directrices anárquicas a las células del órgano dependientes de esta zona.
    2. la localización del cáncer en el organismo.
  3. Hay una correlación exacta entre la evolución del conflicto y la del cáncer, en su doble nivel cerebral y orgánico.

El primer punto es fácilmente refutable. Un conflicto emocional, como el sufrido por Hamer con la trágica muerte de su hijo, según el alemán, es el origen del cáncer. Podemos imaginar, sin lugar a dudas, que muchas de las personas que sufren o han sufrido la enfermedad, muy probablemente no han sufrido “un choque extremadamente brutal”,así como hay personas que han sufrido“un choque extremadamente brutal” y no así un cáncer. El DHS no es mucho más que una hipótesis ad hoc, y lo mismo puede decirse de las Leyes de Hierro.No serviría de mucho que escribiéramos lo que creemos que es el cáncer, así que, de entre los miles de sitios en Internet que podemos encontrar con información veraz de la enfermedad, podemos mirar aquí.

Como podemos leer en este artículo de Fernando Frías en el Escéptico Digital:

Quizá la mejor respuesta la podemos encontrar en el informe que sobre la “Nueva Medicina” elaboró el Grupo Suizo de Estudios sobre Métodos Complementarios y Alternativos para el Cáncer:

“Consideramos que el método promovido por Hamer es peligroso, especialmente porque induce a los pacientes a una falsa sensación de seguridad que hace que prescindan de otros tratamientos efectivos. En tanto en cuanto Hamer siga sin presentar ninguna evidencia convincente en apoyo de sus hipótesis, y mientras la eficacia de la “Nueva Medicina” siga sin demostrarse científicamente, debemos rechazar enérgicamente este método. En muchos aspectos, la teoría de la “Nueva Medicina” contradice los hallazgos de la medicina científica, no sólo en términos de la etiología y diagnosis del cáncer, sino también en cuanto al desarrollo y el tratamiento de la enfermedad”.

Ryke Geerd Hamer tiene una peculiar teoría sobre la razón por la que la “ciencia oficial”, pretende censurar sus ideas. Para el alemán, existe una conspiración sionista mundial. Los judíos están – siempre según Hamer – aplicando ya la NMG en pacientes oncológicos dentro de las fronteras de Israel, e intentan ocultarlas a los gentiles, que morimos como moscas. Esto ha convertido al ex doctor en un tipo relativamente popular en foros y blogs de contenido new age y/o conspiracionista y neonazis amantes de la teosofía.

La polémica de Preguntas y Respuestas

El primer programa: Ganarle la Partida al Cáncer

Preguntas y Respuestas fue un programa de TVE, de emisión diaria matinal, en el que un grupo de invitados hablaban sobre algún tema en concreto: sexo, literatura, salud… En noviembre de 1994, se emitió un programa titulado Ganarle la Partida al Cáncer, en el que la directora y presentadora, Adelina Castillejo, invitó a un grupo de personas para hablar sobre la NMG del Dr. Hamer. Entre los invitados se encontraban el propio Dr. Hamer, un grupo de mujeres, a las que se presenta como “curadas por el método Hamer”, que acudían a aportar testimonio de su supuesta curación gracias a las técnicas de la NMG, y dos médicos y una terapeuta que aportarían su opinión profesional. No es la misión de este artículo discutir punto por punto cada una de las afirmaciones que realizan los invitados al programa, puesto que eso ya lo ha hecho mucha gente antes que nosotros y mejor (y para eso están todas las referencias que damos como por ejemplo ésta, ésta y ésta). Por tanto, nos limitamos a señalar lo más destacado del contenido de dichos programas, para dar al lector una idea de las cosas que se dijeron.

En la hora de duración del programa, Castillejo entrevista a Ana Pena, periodista y miembro del equipo asesor del programa (y presentada como “divulgadora de la Nueva Medicina”), a la que le fue diagnosticado un linfoma que le afectaba a los ganglios y a la médula ósea y que, descontenta con lo que le ofrecía la medicina convencional (cirugía, radioterapia y quimioterapia) decide ponerse en manos de la NMG. Satisfecha con los resultados que va obteniendo, decide abandonar los tratamientos convencionales. “No creo estar a las puertas de la muerte para nada”, llega a afirmar.

El siguiente testimonio es el de Gisela Hompesch, diagnosticada en 1991 de un cáncer linfático. Al cabo de cuatro meses de quimioterapia empieza a ver que el resto de pacientes muere, piensa que la quimio no le está haciendo nada, y se “marcha por una temporada”. En un grupo de autoayuda mallorquín, descubre las ideas del Dr. Hamer, lee sus escritos y sus libros y, dos meses después, se da cuenta de que, tras un año en el que había estado probando todo tipo de medicinas alternativas, había “puesto sus conflictos sobre la mesa” y podía decir que estaba curada. “Afortunadamente, existe la Nueva Medicina desde hace trece años, pero, por desgracia, nadie se quiere dar por enterado y no sé por qué”, dice al terminar su intervención.

Itziar Orube es presentada como una profesora de música que prácticamente ha abandonado su profesión para dedicarse a difundir la NMG. En octubre de 1989 es diagnosticada con un cáncer de mama y posteriormente con uno de huesos. Dos años más tarde descubre la NMG que le ayuda a superar su enfermedad y, desde entonces, se ha dedicado a difundir la NMG.

Por último, María Torres cuenta cómo tras serle diagnosticado un carcinoma renal en 1989, “horrorizada” por el diagnóstico huye a India a “reflexionar sobre su vida y sobre qué condiciones habían llevado a su cuerpo a fabricar el tumor”. En India descubre las tesis de la NMG, y entonces se da cuenta de que ya está en proceso de curación gracias al proceso de introspección que venía realizando en el país asiático. Algún tiempo más tarde se le detecta una metástasis cerebral, pero no se alarma, porque sabe que ya está en el buen camino de la curación y la metástasis desaparece a los pocos meses. En el momento de su aparición en el programa, llevaba cinco años con el tumor en el riñón sin que éste evolucionara.

Desde el punto de vista profesional, el programa cuenta como invitados con el Dr. Fermín Moriano, el Dr. Juan Manuel Gutierrez-Viñuales y una terapeuta alemana llamada Ilse. De la intervención de los dos médicos lo que cabe destacar es que ambos coinciden en que la NMG es incompatible con la medicina clásica, lo que implica que, de aplicar la primera, habría que abandonar la segunda. El Dr Gutiérrez interpreta la NMG como el hecho de que los seres humanos nos “integremos dentro de la naturaleza” y nos demos cuenta de que “formamos parte de un programa” y “seguimos un proyecto”. El Dr. Moriano, en cambio, apunta más cuestiones prácticas y concretas sobre la NMG. Teniendo en cuenta el tipo de cáncer, el médico podría estimar cuál sería el tipo de conflicto que sufrió el paciente, con lo que, afirma Moriano, el enfermo sólo tendría que reconocerlo para que comiencen los procesos internos de curación. No puede garantizar que nadie viva para siempre, dice, pero sí puede decir al paciente que “en este momento, si no quieres, no tienes que morirte”.

Coincide Moriano con la terapeuta alemana en que los síntomas se habrían malinterpretado durante la historia de la medicina como algo malo, cuando en realidad indicarían que el proceso de autocuración está en marcha. Es un proceso que habría que evitar interrumpir, lo que incluye dejar de utilizar morfina u otros calmantes, porque, como dice Hamer respondiendo a una pregunta de la terapeuta, “la morfina y sus derivados son malos” y “con la morfina [los pacientes] fallecen rápidamente”, mientras que sin calmantes “en 6 u 8 semanas desaparece el dolor”.

El programa finaliza con el Dr. Hamer, que ya había intervenido en varias ocasiones a lo largo del mismo explicando sus teorías, haciendo una denuncia de que sus ideas están siendo acalladas y que no se le permite hacer los ensayos clínicos que demostrarían su eficacia.

La expectación despertada por el programa fue considerable, como es de suponer, y los teléfonos y dirección postal de contacto del programa se llenaron de preguntas del público que quería saber más sobre este hombre y sus técnicas, que eran capaces de dominar el cáncer evitando agresivos tratamientos al paciente y logrando unas tasas de curación extraordinarias. Así, la dirección de Preguntas y Respuestas decidió repetir la emisión del programa en diciembre de 1994. Los canales de comunicación con el programa se colapsaron de nuevo, y Adelina Castillejo decidió grabar un nuevo programa para profundizar en el tema. Quizá lo más criticable de Ganarle la Partida al Cáncer, como se puede comprobar, es su nulo sentido crítico: no hay una sola voz discordante, y la presentadora no transmite el más mínimo atisbo de que dude de la eficacia de la NMG, a pesar de que las cosas que se dicen en el programa son absolutamente extraordinarias.

Segundo programa: El Origen del Mal

El segundo programa de Preguntas y Respuestas dedicado a la NMG fue emitido el 10 de enero de 1995, de nuevo suscitó gran interés, y fue repetido el 10 de abril de 1995. El programa en sí es bastante parecido al anterior, cambian las caras de algunos invitados, pero seguimos contando con el Dr. Hamer, con Ana Pena, con el Dr. Moriano, con el Dr. Gutiérrez, la terapeuta alemana e Iztiar Orube. En este programa, esencialmente, se amplía todo lo dicho en la edición anterior, pero extendiendo su aplicación a todas la enfermedades.

Si a la anterior entrega se le podía acusar de nulo espíritu crítico, esta entrega está aún más cerca de ser directamente un publirreportaje. No sólo no hay ninguna voz discordante, no sólo Adelina Castillejo evita poner en duda nada de lo que se dice, sino que, directamente presenta le programa afirmando que

el cáncer es un proceso de la naturaleza para facilitar que los seres humanos superemos los conflictos biológicos. Una vez vivido ese conflicto enfermamos. Después, el cansancio y el dolor son, de alguna forma, nuestros aliados, porque nos avisan que debemos descansar para que la energía canalizada por el cerebro nos ayude a la recuperación. En realidad ésta es una visión del cáncer que, quizás, podríamos ampliar a todas las enfermedades porque así devolveríamos al ser humano el timón de su ser y le haríamos protagonista de su vida.

Tras esta introducción presenta de nuevo al Dr. Hamer, afirmando que

leyó su tesis acerca de la ley de hierro del cáncer en 1981 en la facultad alemana de Tubingen. Posteriormente, sus descubrimientos, refrendados por miles de casos tratados en servicios de salud europeos fueron verificados en el año 1983 por un jurado internacional. En el año 88, la certeza de la teoría del Dr. Hamer fue aceptada por el titular de la cátedra de cancerología de la Universidad de Viena, Dr. Birkmayer, a la que siguieron las de otros equipos médicos y facultades de diversos países.

Como se puede ver, no hay la más mínima indicación de que lo presentado pueda no ser cierto.

Hamer empieza su intervención quejándose de que sus descubrimientos son sistemáticamente ocultados, en un “desprecio a la humanidad”. Las enfermedades, continúa más adelante, “son en realidad la indicación de que ha empezado el programa especial de la naturaleza para la curación del conflicto”. Además, esta vez proporciona unos datos muy concretos: “los animales sanan en un 80-90% porque resuelven sus conflictos”. Se entiende por el contexto que sanan porque no tienen una medicina errónea, como los humanos. Siguiendo la NMG, en cambio, “la curación es del 95% en 20.000 pacientes”.

Los doctores Gutiérrez y Moriano coinciden en señalar que las metástasis no existen, después de que Gutiérrez, reconociendo que igual estuvo “demasiado filósofo en el otro programa”, señale que “las enfermedades responden a un programa que nos engancha con toda la creación” y trate de justificar la NMG diciendo que está regida por la teoría del caos. Moriano por su parte, afirma que el papel del médico debe ser el de “carta de navegación” para guiar al paciente en su sanación, evitando que éste realice acciones que interrumpan la “sintomatología de curación”. Es decir, evitando que tome calmantes, básicamente.

En esto de los calmantes coincide Moriano con, Ilse, la terapeuta alemana, que da “un no rotundo” al uso de la morfina y similares, puesto que afectan al sistema nervioso e impiden que la gente se cure a sí misma. ¿El dolor? Habría que aguantarlo estoicamente, superando la “sensiblería que tenemos” ante él. Termina la terapeuta acusando a los médicos de decir que “hace menos daño la morfina que una taza de café”, de administrarla “como el café de la merienda” y de afirmar “que el único problema es que es demasiado barata”.

Siguiendo con los demás invitados, Iztiar Orube, coordinadora del grupo de apoyo a la NMG, a la que ya conocemos del anterior programa, se lamenta de la insuficiente infraestructura para la aplicación de la NMG: “un deber del Gobierno sería ofrecer un hospital universitario a una medicina sin hipótesis, a una medicina científica”, como, según parece que piensa todo el que aparece ante las cámaras de TVE, es la NMG.

Hay unos cuantos invitados más que hacen apariciones muy breves. Rosa Gainza, coordinadora de la revista médica Alternativas, en la que ofrece todas las opciones posibles para que el paciente pueda elegir el tratamiento que mejor le parezca (un concepto defendido por otros invitados), afirma que “la actitud del Dr. Hamer es muy importante” y que es una persona “humilde, alegre y sencilla”. Esto, que sin duda es de agradecer de cualquier persona, sea médico o no, es una de las cosas más cabales que se oyen en la hora de duración de El origen del mal.

Contamos también con la aportación de Soledad Fernández, diagnosticada siete meses antes de un tumor cerebral, que conoció la NMG a través de una revista y se la recomienda a todo el mundo. “Como los jabones”, remacha Adelina Castillejo. El Dr. José María Manjón admite que se puedan utilizar paracetamol o corticoides si hay alguna complicación en el proceso de curación (por ejemplo, ¿qué si no?, un nuevo conflicto). En todo caso, lo que la medicina convencional ofrece, no es sino una “pseudoterapia paliativa”. El médico naturista Jorge Pérez Calvo sostiene que, además, la NMG (a la que califica de “teoría muy lúcida”) se puede complementar con hidroterapia o fitoterapia. Por último Miguel Ángel Salazar, del que sólo se nos dice que está “empeñado en la divulgación” de la NMG, afirma creer que es la medicina del futuro y que lo más importante es el amor y la amistad.

Como se puede comprobar, estamos más cerca de la teletienda que de un programa serio en el que se presentara algo tan controvertido. Al parecer estos dos programas causaron no poco revuelo. A esto se sumaron los sonados casos de Olivia Philar, una niña austriaca cuyos padres sacaron de su país y llevaron a España para eludir la quimioterapia, y de Elena Lumbreras, barcelonesa de 58 años que falleció en 1995 tras abandonar el tratamiento convencional en favor de las tesis de Hamer (ver siguiente entrega). Según Robert Pardo, Adelina Castillejo fue presionada para emitir un programa con, digamos, la otra cara de la moneda, en horario de máxima audiencia. Se tituló ¿Todos contra Hamer? Y fue emitido el día 18 de septiembre de 1995.

Tercer programa: ¿Todos contra Hamer?

Para el tercer programa de la serie, Adelina Castilejo contó con la presencia del Dr. Gonzalo Herranz, entonces Secretario de la Comisión Central de Deontología del Consejo General de Colegios Oficiales Médicos de España y Catedrático de Patología en la Universidad de Navarra, el Dr. Hernán Cortés, Jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, al Dr. Luis Cirera, Jefe del Servicio de Oncología de la Mutua de Terrassa, al Dr. José Luis Marín, Psiquiatra y Presidente de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y Psicología Médica, y a la Sra. Purificación Calero, Licenciada en Derecho Canónico, pero que fue invitada como “afectada de una enfermedad que hoy nos ocupa: el cáncer”. Aunque se cursó una invitación el Ministerio de Sanidad para participar en el programa, éste declinó la oferta.

Era la primera vez (y, al parecer, la última) que el programa se emitía en horario vespertino, así que Adelina Castillejo hizo una introducción general al nuevo formato, resumiendo la trayectoria del programa en su anterior horario.

[Hemos] intentado no tomar partido en absoluto. Nos hemos limitado a difundir diversas opiniones en cada materia. Pretendemos ofrecerles, estrictamente, información para que ustedes puedan opinar con conocimiento y con criterio.

Asimismo, a la hora de introducir el tema de esta entrega de Preguntas y Respuestas, Adelina Castillejo hace un recordatorio de los dos programas anteriores y afirma que “como se hizo constar en aquel programa, [Hamer] había sido expulsado del colegio oficial de su país”, algo que, por decirlo de alguna manera suave, no parece evidente al repasar los vídeos.

Este programa, a decir verdad, acaba resultando poco centrado en la tesis de Hamer y más centrado en la posibilidad de utilizar prácticas alternativas de medicina. Durante una primera mitad, con intervenciones de todos los médicos presentes, se afirma que la medicina científica está abierta y dispuesta a prácticas marginales o novedosas, siempre y cuando demuestren su eficacia, con lo que pasarían a formar parte de la medicina científica. En el caso concreto del cáncer, los facultativos presentes coinciden en que si un paciente oncológico solicita utilizar alguna de estas prácticas alternativas, se aceptaría siempre y cuando dicha práctica no sea dañina per se, y siempre y cuando sea un complemento a la medicina convencional, nunca un sustituto. El objetivo sería, principalmente, la satisfacción del paciente. De aquí se deduce que dichos médicos estarían en contra de la aplicación de las tesis de Hamer a sus pacientes, puesto que requieren abandonar los tratamientos convencionales.

La Sra. Calero, que tuvo un cáncer de mama que, tras ser superado, acabo reproduciéndose en otras partes de su cuerpo, pudo elegir entre la NMG y la medicina convencional. A pesar de mostrarse favorable a la NMG, la persona con la que contactó no le pareció “muy maravillosa”, y, sin embargo, el oncólogo que seguía su evolución, era una persona correcta y agradable. De nuevo vemos la importancia del trato personal en la medicina. En todo caso, Purificación Calero siguió a la medicina convencional, aunque afirma que el contacto inicial de la NMG “no representaba a Hamer”, y que la curación, en realidad, depende mucho de la voluntad de curarse del propio enfermo, que, en su caso, “depende de Dios”.

Son tres las preguntas concretas y directamente relacionadas con la NMG que formula a lo largo del programa una Adelina Castillejo con una actitud muy diferente a la que habíamos visto en los programas anteriores: más seria y menos indulgente. En primer lugar pregunta a sus invitados por la “ley de hierro” de Hamer, que es calificada de “disparate más grande” por Cortés, y de “simplista” por Martín y de “arriesgada, si no errónea” por parte de Cirera. Herranz sostiene que la coincidencia en el tiempo de impactos psicológicos y la aparición del cáncer es “pura casualidad”. La segunda pregunta de Adelina Castillejo es sobre la afirmación de que la metástasis no existe, lo que provoca risas entre los invitados. El Dr. Herranz aporta algunos datos con respecto al conocimiento médico actual sobre la metástasis. Por último se pregunta sobre si el dolor es bueno, porque indicaría que el proceso de curación ha comenzado. Ante esta afirmación, los gestos de contrariedad de los médicos presentes se incrementan. Queda claro que consideran que todo esto son paparruchas.

Puedes leer la segunda parte aquí.

Videncia televisiva: El Maestro Joao, La Reina del Gurú y Los Poderes de Fefi

Posted in Batallitas, Columnas by thetuzaro on 21 enero 2012

Durante las últimas vacaciones de Navidad, como tantos otros emigrantes, hemos vuelto a España para pasar unos días con la familia, tanto la peninsular como la insular. En Gran Canaria, al llegar a casa cada noche, veíamos la tele y hacíamos un poco de zapping. Como hacía mucho tiempo que no veíamos la programación nocturna de los canales locales, estábamos un poco desactualizados en lo que a pitonisos nocturnos se refiere y nos pudimos poner bastante al día. Hoy quiero hablaros de dos programas que pudimos ver, y que nos llamaron la atención porque tenían algunas características que nunca habíamos visto. Estoy hablando de El Maestro Joao y de Los Poderes de Fefi/La Reina del Gurú.

El Maestro Joao.

El Maestro Joao (El Elegido) es un vidente/pitoniso/brujo que aparecía en un canal del que no recuerdo el nombre (¿era Canal Club?, ¿La Tienda en Casa?). Lo primero que nos llamó la atención es que, entre consulta y consulta, no era el propio Maestro Joao el que se dirigía a cámara, sino su secretaria María Esther. María Esther es una madurita con pelo corto, que a mí me recordaba un poco a Susanna Griso. Tiene mucha labia y una voz muy televisiva, y se encarga de animar a los espectadores para que llamen a la consulta del Maestro. Cada vez que una llamada entra en antena, ella introduce al Maestro. “¿Quién eres?”. “Géminis”, “Adelante, te paso con el maestro”.

Nos llamó mucho la atención también que, en cada llamada María Esther, preguntaba al cliente si había sido a su vez llamado por “el equipo”. Una vez que la respuesta era afirmativa, el cliente podía hablar con el Maestro. La explicación de todo esto era un cartel sobreimpresionado en la pantalla que indicaba que las consultas eran gratuítas durante esa hora del programa. Es decir, el cliente llamaba al número de teléfono (obviamente un 806), y supongo que pasaría un largo tiempo en espera hasta que “el equipo” le dijera “cuelgue usted, que ahora le llamamos para que hable con el Maestro”. Efectivamente, la consulta era, estrictamente, gratuíta… otra cosa es lo que hayas tenido que esperar para llegar hasta ese punto.

El Maestro es un señor… bueno, con pinta de pitoniso nocturno. Pasa consulta tras una mesa con velas y santos que variaba de día a día. María Esther promete que el Maestro está ahí para proporcionarte el cambio que necestias (que vete a saber tú cuál es), aunque a la hora de la verdad, parece que el Maestro  tiene una especialidad, que es quitar el mal de ojo. El proceso es bien sencillo. Primero el Maestro habla con el cliente que le suele decir que la cosa está muy mal. Entonces el Maestro mira unas pocas cartas del Tarot que, efectivamente, confirman que la cosa está muy mal: tiene pinta de que al cliente alguien le ha echado un mal de ojo. Pero no pasa nada, porque el Maestro está ahí para arreglarlo. Coge unas tijeras, las muestra a cámara, pidiéndo que el cliente las mire fijamente, y pronuncia, vehementemente, unas palabras mientras abre la tijera: “¡corta lo malo y entra lo sano!”. Entonces la cosa ya se pone cómica: se empiezan a oir truenos mientras la cámara tiembla y al Maestro le da un trance fingido y tos mientras esparce sal sobre un cuenco haciendo la señal de la cruz. Cuando el Maestro vuelve en sí, el mal de ojo está curado y se despide del cliente diciendo “que Dios te bendiga, que yo ya lo he hecho”, no sin aprovechar, en numerosas ocasiones, para hacer algún comentario general como “y cuídate la pierna”. Pero vamos, mejor que los veáis en acción vosotros mismos.

Como los días que estuvimos viendo este programa eran los previos a la Lotería de Navidad, el Maestro Joao tenía otro as en la manga: ritualizar números de la lotería pasándolos por debajo del sobaco de una estatua de la diosa fortuna.

Por cierto, que según se puede leer en Menéame, el registrador del dominio de la página web del Maestro Joao es Youactor.es, una agencia de actores.

Tiene todo mucha gracia hasta ahora, ¿verdad? El problema es cuando te das cuenta de la gente indefensa que llama y a la que están sacando los cuartos, y ves que no se les cae la cara de vergüenza. Ahí es cuando nos entraban las náuseas y cambiábamos de canal.

Los Poderes de Fefi/La Reina del Gurú

Cuando cambiabamos de canal nos encontramos con un combo: La Reina del Gurú y Los Poderes de Fefi, todo en uno. En este programa teníamos a nada menos que tres malhumoradas marujonas a nuestro servicio: Fefi la de los poderes, Su Majestad la Reina del Gurú, y una convidada de piedra que sólo echaba cartas del tarot sobre la mesa sin decir ni pío.

Este es un programa un poco más modesto, en un canal local, dirigido al público grancanario. Lo curioso de éste es que el teléfono al que había que llamar no era un 806, sino un fijo normal de Las Palmas de Gran Canaria. Esto resulta chocante al principio, pero luego uno ya se da cuenta de cuál es la mécanica del trío pitoniso y de dónde sacan la pasta. Para todas y cada una de las llamadas que entraban en antena, la solución siempre pasaba por hacer una visita a las respectivas consultas que tienen La Reina y Fefi en la capital grancanaria. De hecho, el programa estaba trufado de situaciones surrealistas en las que las pitonisas ocultaban información relevantísima que sólo desvelarían si el cliente iba a alguna de las consultas mencionadas. Dos ejemplos (citados de memoria). El primero a cargo de Fefi: “no te preocupes, mujer, que la cosa no está tan mal, que me está saliendo una carta buena”, le dice a la cliente, que contesta entre sollozos “¿ay, sí? ¡Dime cuál, que estoy desesperada!”. “No, no, no, ven a la consulta y te digo cuál es”. Segundo ejemplo, éste a cargo de La Reina (hablando a cámara): “¡Que nadie se atreva a llamar preguntando por nuestras tarifas que no lo vamos a decir! ¡El que quiera que se acerque a la consulta para que le podamos ayudar!”.

¡Y todo esto gratis!

Todo lo que he contado hasta ahora parece muy cómico, y cuando lo cuento por ahí nos echamos todos unas risas, ¡y es que no es para menos! Pero lo triste es que hay una enorme cantidad de programas de este tipo (¿muchas decenas de programas?) donde la gente, digámoslo abiertamente, se aprovecha del prójimo, de gente desesperada, de gente con pocos conocimientos… Es repugnante, pero nadie hace nada. Las compañías telefónicas siguen proporcionando las líneas, las televisiones siguen emitiendo estos programas, los pitonisos siguen cobrando y los clientes siguen palmando pasta. Y a ninguno de los que finjen que les dan teleles mientras curan el mal de ojo o te cobran la llamada a cojón de obispo mientras te potencian tus números de la lotería parece que les vaya a pasar nunca nada. Y que nadie venga a decirme que la gente que pica en estos programas se lo ha buscado por torpe, ignorante o zoquete: el malo de la película es el que roba y robarle el bolso a alguien en silla de ruedas puede que sea más fácil que robarselo a alguien que puede correr, pero eso no lo hace más moral.

¿Merece la pena estudiar?

Posted in Éste y sus cosas, Éste y sus teorías, Columnas, Uncategorized by thetuzaro on 14 enero 2012

Es lugar común entre los españoles que tenemos estudios superiores, sobre todo durante los años en los que se hinchaba la burbuja inmobiliaria, quejarnos de que tener estudios en España no te favorece, o incluso te penaliza, a la hora de encontrar trabajo. Que mejor nos iría si no hubierámos terminado la carrera, no mencionemos ya hacer una tesis doctoral, y nos hubiéramos puesto a currar en otra cosa. Que estábamos o bien sin cobrar un duro, o bien con becas mierderas mientras conocidos que no habían estudiado se paseaban en sus cochazos.

Figura 1. ¿Es la cosa tan así, en realidad?

Relacionado con todo esto, hace unos meses circulaba por la red la foto que podéis ver en la Figura 1, tomada en alguna de las manifestaciones relacionadas con lo que se ha venido a llamar Movimiento 15M. Como veis, el mensaje es también pesimista con respecto a la situación de la gente que estudia una carrera en la universidad: si estudias te tendrás que ir, que aquí no hay lugar para ti. Por supuesto que los debates que se generaron en la red social tenían el mismo color.

Todo esto tenía cierto sentido en un país que aparentemente caminaba a golpe de turismo y ladrillo pero, ¿cuánto de cierto había en todas esas quejas? ¿Están justificados nuestros llantos? ¿Tan mala es la situación laboral de los graduados como para que nos pongamos así? Y lo que quizá sea lo más importante: ¿realmente queríamos que los niños y jóvenes de nuestro entorno captaran el mensaje de que estudiar es malo?

Hace poco tuve la oportunidad de hablar con un chaval que no estaba muy convencido de que estudiar más allá de lo obligatorio (como mucho) le fuera a servir para algo (la adolescencia es así, ya sabéis). Se me ocurrió echarle un vistazo a la página del Instituto Nacional de Estadística para ver cuál era la tasa de paro según el nivel de estudios de la gente en España y así tratar de convencerle de que estudiar era bueno desde el punto de vista de la inserción laboral. Los datos que encontré los podéis ver en la Figura 2.

Figura 2. Tasa de paro para los años 2005-2010 según el nivel de estudios alcanzado. Fuente: INE.

Como veis, para todo el mundo la cosa se empezó a poner bastante complicada en partir del 2008. Para todos los grupos, tanto los muy educados como los poco, la tasa de paro se multiplicó por un factor 2 ó 3 entre 2005 y 2010. Lo interesante, y lo que utilicé para tratar de convencer el chaval que os decía antes, es que durante todo ese periodo se ve cómo la tasa de paro es siempre mayor cuanto menor es el nivel de estudios. Así, para 2010, la tasa de paro entre la población analfabeta era del 45%, mientras que bajaba al 30% para personas que terminaron la educación primaria y seguía bajando hasta el 10% para gente que hubiera estudiado una carrera. Más aún: ¡la tasa de paro para los doctores era sólo del 3% durante 2010! Este orden se mantiene prácticamente inalterable en todo el periodo 2005-2010.

La conclusión, a la vista de estos datos, parece clara: en España, las probabilidades de estar parado son mayores cuanto menores son tus estudios. Que quede bien claro, niños que leéis esto: estudiad, porque cuando terminéis vuestros estudios será más probable que trabajéis (eso por no hablar de la importancia de tener un bagaje intelectual suficiente y del placer de descubrir cosas y todo eso tan intangible).

Pero, entonces, ¿es que los que estudiamos somo unos quejicas? ¿No teníamos motivos para quejarnos? ¿Somos unos niñatos llorones? Bueno… por una parte está claro que sí, a la vista de estos datos, aunque habría que hacer una serie de comentarios sobre ellos, y tomarlos con cierta cautela. Para empezar, con los datos que enseño más arriba no se puede sacar ninguna conclusión sobre qué pasa con los estudiantes hasta que llegan a esos niveles de educación. Por ejemplo, muchos estudiantes universitarios españoles no trabajan, o al menos no trabajan a tiempo completo. Durante ese tiempo no están ganando dinero, mientras que sus colegas sin estudios sí (aquellos que tengan trabajo, claro). Si encima el estudiante decide hacer una tesis doctoral, como mucho tendrá una beca de unos mil euros al mes, que sólo le contabilizará para el paro y para su jubilación durante los últimos dos de los cuatro años de duración de la misma. Es decir, que para cuando el estudiante llega al nivel de formación en el que, en plena crisis, sólo hay un 3% de paro, ha tenido que estar unos diez años ganando cero o muy poco dinero, y en condiciones precarias, claro.

Por otro lado, también hay que señalar que los datos de arriba tampoco dicen nada sobre qué tipo de trabajo están desempeñando los diferentes grupos, y si, de verdad, era necesario emplear tiempo, dinero (parte de él público, no olvidemos) y esfuerzo en esa educación que, posiblemente, no sea necesaria para su trabajo. Es decir, que el paro entre los doctores es bajo, pero igual una buena parte de ellos están haciendo un tabajo para el que no hace falta ser doctor. Lo mismo para los licenciados y para los demás grupos.

De hecho, ésta puede ser una manera de explicar, al menos en parte, el porqué de la tendencia de la tasa de paro a bajar según aumenta el nivel de estudios. Los doctores pueden hacer el trabajo para el que hace falta ser doctor, pero también el del licenciado, el del que tiene la ESO y así sucesivamente. En cambio, los analfabetos sólo pueden hacer el trabajo de su nivel educativo y no el de los niveles superiores. Dicho de otra manera: a mayores estudios, más categorías en las que puedes participar.

Por último, y con respecto al derecho a quejarse. Poniéndome utópico, e invocando esa solidaridad obrera que creo, por otra parte, inexistente (ya hablo de eso otro día): a pesar de que quejarse de lo mal que le van las cosas a uno sin mirar qué tal le va al de al lado sea deporte nacional, lo suyo sería que, puestos a quejarnos, todos peleáramos por mejorar las condiciones laborales y por disminuir la tasa de paro de todos los grupos, no sólo del nuestro, prestando especial atención a los grupos más desfavorecidos, ¿no?

Actualización del 26/01/2012:

Leo en Público algunos de los datos que me faltaban cuando escribí este articulo: uno de cada cuatro jovenes trabaja en algo que no requiere una titulación tan alta como la que tiene. La fuente que citan es un estudio del Instituto Internacional de Estudios sobre la Familia, The Family Watch, que se puede ver aquí.

La sociedad de espectadores exigentes

Posted in Éste y sus cosas, Columnas by thetuzaro on 15 diciembre 2011

Hace unas pocas semanas, Elena y yo estuvimos viendo Life in a Day (La vida en un día) que, para los que no lo sepáis, es una película hecha específicamente por y para YouTube, y compuesta por fragmentos de vídeo grabados por voluntarios de todo el mundo el día 24 de julio de 2010. Como en otros casos de películas producidas para la red, como Home , las imágenes son bellísimas y se ve de todo: momentos muy cómicos, muy duros y algunos un poco sensibleros.

De todos los personajes y situaciones que aparecen en la película, el que más nos llamó la atención a Elena y a mí fue Abel, un niño peruano que se gana la vida limpiando zapatos. La persona que graba el vídeo le pregunta a Abel cuál es la persona a la que más quiere, una de las preguntas que debían aparecer en todos los vídeos. Primero, Abel responde que a su padre, que le prepara la comida, y sólo se preocupa del bienestar del niño y de su trabajo. Después, y esto fue lo que más me llamó la atención, Abel nos cuenta que la cosa que más quiere en el mundo es su laptop, y nos dice que “en Wikipedia hay cuentos, historias, matemáticas, ciencias, religión […]. Es una biblioteca gigante”. Según la descripción del vídeo en YouTube, Abel consigió su odenador portátil a través de One Laptop per Child (Un portátil para cada niño), una organización sin ánimo de lucro que ofrece portátiles baratos para niños de países en desarrollo.

Sé que el de Abel puede muy bien ser un caso excepcional, y puede que, precisamente por eso, se ganara un hueco en la versión final de la película. Aún así, no puedo evitar extraer una lectura un tanto romántica del caso de Abel: un niño con poquísimos recursos, que tiene un ordenador, que es su ventana al mundo, y lo emplea para navegar por la Wikipedia; un niño que tiene muy pocos medios, pero los emplea muy bien, dicho en otras palabras. No puedo evitar tampoco, igual porque soy un pesimista nato, comparar el caso de Abel con el nuestro propio: niños, jóvenes y jóvenes de 40 años del primer mundo, a los que no falta de nada, que tenemos unos medios acojonantes a nuestro alcance… pero que no los empleamos para prácticamente nada constructivo. Sí, tenemos muy buenas relaciones sociales con los demás, estamos a la última en cotilleos y chistes malos de los que circulan por Internet, somos unos hachas en los más variopintos videojuegos, vemos una enorme cantidad de películas y series… pero para de contar.

Creo recordar que,  hace un montón de años, cuando esto de la tecnología e Internet hacía sus primeros pinitos en España, en el Piohosa’s Zine, aquel fanzine que hacía Moncho (sí: estoy hablando de cuando los fanzines) Víctor el de los Prap’s se lamentaba de la falta de creatividad y de ganas de hacer cosas del público. De hecho, decía algo así como que años antes, había muchos grupos de aficionados y maquetas por doquier. Un buen número de chavales sacaban otros tantos fanzines a base del viejo recorta-pega-fotocopia. Ahora, se lamentaba en la entrevista Víctor, cualquier niño podía hacer la edición de El País en su casa y uno se esperaría que, siendo todo más fácil y dando mejor resultado, la producción de fanzines se hubiera multiplicado… pero no era así.

Hoy en día creo que ocurre algo parecido: tenemos unos medios increíbles y tanto cuajo que los utilizamos para colgar las paridas de turno en el Facebook, delante del cual nos pasamos las horas dándole al botón de actualizar, esperando que alguien haya puesto la siguiente chorrada o haya abierto una galleta de la suerte. Quizá por eso tenga tanto éxito Twitter: porque aparecen mensajes tan rápido que prácticamente no nos da tiempo a leerlos todos, y si conseguimos seguir el ritmo, nos da la impresión de haber tenido un día productivo, de haberlo hecho bien.

Al final lo que tenemos hoy en día es una sociedad de espectadores. La gente llega a su casa y ve cien películas y mil series, por la cara, sin esfuerzo ninguno, contribuyendo cero. Y no nos limitamos a ver sin aportar nada, sino que tenemos la cara dura de exigir, de ponernos farrucos porque Series Yonkis se ha caído, o porque los de La Élite subtitularon mal el último capítulo de Dexter (o lo subtitulan bien, pero son de otro país que habla un español un poco distinto, y, por tanto, peor, y eso no nos gusta). No contentos con eso, lo único que se nos ocurre aportar es un grupo de Facebook para decir que estamos “cansados de tener que leer mierda“, eso sí, lo de hacer los subtítulos nosotros mismos ni se nos pasa por las mientes.

Obviamente hay honrosas excepciones, como es el caso de Alfonso, un valiente que ha sacado por última vez el MMAMM hace un par de semanas. O el de Rubén Lijó, que ha hecho un documental titulado Del mito a la razón, sin financiación ninguna, y lo ha puesto gratis en Internet, y al que también he visto recibir críticas por parte de gente que con total seguridad ha hecho cero documentales gratis. Claro, que luego hay gente que peca por exceso: hay que señalar la enorme productividad de los tornas y los conspiranoicos, con el perjuicio que eso supone para el pobre cuidadano medio (y de eso ya hablo otro día).

En fin, me fastidia una sociedad que tiene los mejores medios de la historia para crear, para aportar, para dar… pero que se limita a recibir y a quejarse. Menos mal que de todo se pueden hacer unos chistes.